Skip to content

El Extraño caso del Dr Zito (I)

Viernes, febrero 11, 2005

Caso #: 702
Sospechoso: Dr Zito, alias “Ese de ahí.”
Acusación: Provocar vergüenza ajena.
Descripción del documento anexo: Texto incautado en el domicilio del sospechoso. En él conjetura una aberrante versión de los eventos del 9/11 y el posterior derrocamiento del régimen Talibán.

Verhoeven en el Castillo

Mientras veía llover aviones en Nueva York, notaba ese deja vu, esa desagradable sensación de haber vivido aquella escena con anterioridad. Para cuando la foto del principal sospechoso ocupó todas las portadas, aquel extraño picor ya comenzaba a ser molesto. Finalmente, cuando los ánimos se soflamaron por completo y Georgie cogió su fusil, caí en la cuenta A la mierda con Nostradamus y sus Centurias. Fue el profeta Verhoeven quien lo había predicho todo, milímetro a milímetro. En una película.

Después, todo fueron mentiras, engaños, manipulaciones. Poned vuestros colómetros a cero. A mi se me reveló la verdad y ahora voy a relatárosla.

Lo que fue destruido aquella soleada mañana de Septiembre no eran las Torres Gemelas de Nueva York. No hagáis caso de lo que se dijo. El World Trade Center era solo una tapadera. La catástrofe ocurrió en Buenos Aires, que fue destruida, borrada del mapa en un solo microsegundo. Los garantes de la Paz y el Orden no podían permitiros conocer la verdad. Era demasiado trágica. Millones muertos. El fin de la rivalidad futbolística entre River y Boca.

Mohamed Atta filmado por una camara de seguridad
tras pasar el control de seguridad que le llevaria, momentos
despues, a embarcar en el fatidico vuelo 11 de American Airlines.

Todos prefirieron ignorar la verdad o fueron obligados a ello. Demasiado claro. Una organización Tercermundista como Al-Qaeda no había podido ser la responsable de tal masacre. ¿Cómo pudieron haceros creer por un solo momento en semejante basura? ¿Bajo qué amenazas? Era evidente que sólo las Chinches, desde su base en el Planeta Klendathu, podían haber desencadenado el Armaggedon. Era evidente que el plan había sido pergeñado por una Mente Maestra. Era evidente había sido idea de La Chinche Cerebro.

El Presidente presenta su plan para la invasion del
Planeta P. La operacion recibiria el nombre en
clave de “Derrocamiento del regimen Taliban.”

Aunque traidores en sus tácticas informativas, las autoridades obraron con prontitud. Y tal como Verhoeven profetizó, comenzó un esfuerzo sin precedentes en la historia humana. El Congreso apoyó los planes del Presidente y se invirtieron millones para que aquello no volviera a ocurrir. Había que reducir a las Chinches a polvo estelar.

Se reclutaron a los mejores jóvenes del país, a los más brillantes y preparados. El futuro de la nación, si no quería quedar condenada, habría de dar su vida en la lucha contra la nueva amenaza.

Aquellos que sobrevivieran conseguirían ganar la ciudadanía.

Dos jovenes reclutas, antes y despues de su adiestramiento.
Yo ya estoy haciendo mi parte ¿y tu?

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: