Skip to content

Decíamos ayer

Martes, mayo 1, 2007

 

fence2.jpg

 

Siempre me gustó este día. La primavera, el calor, la fiesta, pilar del casi único megapuente que conocíamos en la infancia, antes de que oyéramos hablar de Gallardón. Y aunque uno, de más viejo, desarrolle otros vicios, hace tiempo ya que las banderas rojas no ondean en esta mañana, y lo más parecido que nos queda es la blusa colorada de la nívea morena que me abrió gentilmente la puerta, los paganos pintados de la juerga de anoche, o el rubor que me producen algunas miradas, unas propias, otras ajenas.

Lo confieso, soy un fechitista (si, han leido bien). Por eso, tras unos días ansioso, limpiando el polvo, abriendo ventanas, aireándolo todo, como cuando se esperan en casa importantes invitados, reabro el Gabinete este Primero de Mayo. Tonterías que se le ocurren a uno. Por razones desconocidas o ya explicadas. Que más da, no cal res més. Siempre puedo justificarme diciendo que ustedes necesitaban de mi guía espiritual e intelectual, aun sin saberlo.

Pero soy consciente de que hace mucho, demasiado, que no estoy. Que algunos de ustedes ni me conocerán, que no sabrán de qué va esto, qué encontraran, qué pueden esperar. Tal vez ni yo mismo lo sepa. Por el Gabinete, desperdigados, hay muebles casi sin desembalar, puertas que ignoro a dónde conducen. Si, allá en la barra derecha descubrirán secciones (nuevas), píldoras cargadas de ideas en bruto; radiografías del mundo; músicas y delicias químicas recetadas con amor para ustedes. Pero perdónenme que no les explique más, estoy muy perezoso. Pueden averiguarlo por si mismos chafardeando en el antiguo gabinete o dejar que yo gradualmente lo revele. En cualquier caso, bienvenidos. Pónganse cómodos, esta es su casa.

Y mientras saco algo de picar, que seguro traerán ustedes hambre, no quiero dejar de repartir los oportunos agradecimientos. A Carolink, Etzu (quien me debe una colaboración aquí), Eunice (a quien le debo un pingüino), Happy Outcast (a quien le debo una rana), Hijo Tonto (a quien se debe mi wordpressización), Minizita, Noel, y Pussy Galore (a quien le debo unos mojitos), por su apoyo en los momentos duros, por su mano tendida en este desierto, por animarme a volver. Gracias.

Continuemos.

5 comentarios leave one →
  1. Martes, mayo 1, 2007 10:34 am

    gracias a usted, y recuerde, no macere la menta de los mojitos🙂

  2. Martes, mayo 1, 2007 10:51 am

    Bienvenido, me encanta su nueva casa. He encontrado la puerta abierta, como si me estuviera esperando y hierve el agua de la tetera…

    Un abrazo.

  3. max permalink
    Martes, mayo 1, 2007 8:42 pm

    zito usted parece como si hubiese estado en estado de total depresion durante varios meses consecutivos, digo yo por el aura de los ultimos post en el ex-gabinete.

    en fin, le leeré seguido

    atte

    max

  4. Miércoles, mayo 2, 2007 11:20 am

    Gracias max, bienvenido.🙂

  5. Anonimo permalink
    Jueves, mayo 3, 2007 5:38 pm

    Podiamos haber cambiado a un tono más optimista, en verde limon o azul relámpago, ¿no?. A ver si su segunda temporada es como la de lost y no como la de prision break (¿O es al reves?).

    Felicidades DrS, por su liberación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: