Skip to content

Berlin bajo el terror de Godzilla

Martes, mayo 8, 2007

Un año y medio atrás, Minizita aportaba aquí mismo un estremecedor documento sobre la inaclarada relación de amor-odio que sostenían Rex y Godzilla en el patio trasero de la residencia de la Familia Zita. Como consecuencia del reportaje y por temor a oscuras represalias, esta heroína del periodismo de investigación hubo de ausentarse del país por unos meses hasta que se calmaron las aguas. Sin embargo, al regresar, Minizita comprobó aterrorizada que ambos colosos de la destrucción habían desaparecido sin dejar rastro y que un vergel de plástico ocupaba ahora su lugar. Lo peor había sucedido.

Ávidos de conocimiento, angustiados hasta el extremo, hemos venido revisando desde entonces periódicos y noticieros en busca de señales, avistamientos, indicios. Infructuosamente. Hasta hoy. Al llegar a casa. Un sobre bajo mi puerta. Su contenido, una hoja, escrita por Godzilla itself, con las caligrafía obtusa y temblorosa propia de un niño de ocho años.

Querido doctor,
He estado en Berlin. El tiempo fue bueno, aunque llovió el lunes. Aun así, me ha gustado mucho, lo he pasado muy bien y he comido muchas
bratwurst. A Knut no me lo comí porque era muy pequeño. Creo que alguno de mis colegas debió de pasarse por aquí hace no mucho tiempo porque todos los edificios eran nuevos y relucientes, como si hubieran reconstruido la ciudad entera. Je, je, ahora tendrán que hacerlo de nuevo. Le incluyo varias fotos que me tomaron unos turistas japoneses.
Muchos recuerdos,
Godzi.

Abajo les dejo las desgarradoras instantáneas que adjuntaba el sobre. Quién sabe donde aparecerá la próxima vez, cual sera su próximo objetivo. Su casa, su barrio, su lugar de trabajo… Si le divisan, por favor, pónganse a cubierto, fotografíenlo y hagan públicas sus imágenes. Godzilla anda suelto. Vigilen! Watch out! Gefahr! смотри!

godzi1.jpg

Ahí está, ahí está, la Puerta de Brandenburgo.

 

godzi2.jpg

Adivinen que tienen ahora Hitler y Godzilla en común.

 

godzi3.jpg

Godzilla vs. The Green Man.

8 comentarios leave one →
  1. Miércoles, mayo 9, 2007 9:15 am

    juas! yo por si acaso, ya llevo encima mi laser paralizador y mi capa de invisibilidad. Gracias por el aviso!

  2. Miércoles, mayo 9, 2007 4:16 pm

    Hasta que no vea la carta escaneada, no dare credito. Y no valen excusas sobre que si el tamaño supera el A4 y blablabla.

  3. Miércoles, mayo 9, 2007 8:24 pm

    Qué bellas estampas de horror urbano

  4. Jueves, mayo 10, 2007 11:45 am

    Que desconfiado, Don Goio. Palabrita del ninyo Jesus que todo lo dicho no solo es cierto sino que ademas es veridico.
    Haga como Pussy y agarre un laser, por el amor de Dios! Vamos a caer como chinches!

  5. Minizita permalink
    Viernes, mayo 11, 2007 9:58 am

    Ay Zito, no puedo dejar de temblar, va a ser terrorífico.

  6. Viernes, mayo 11, 2007 10:33 am

    Yo lo vi ayer de casualidad y logré despistarlo con galletas Príncipe. Le pasaré factura, por eso, que la cuenta ascendió a cantidades astronómicas, no se conformó con un par de paquetes, no.
    En breve lo domestico y hago con él lo que quiera…

  7. Viernes, mayo 11, 2007 4:03 pm

    Que buen truco, Aura! Se de buena tinta que a Godzilla le chiflan las enormes galletas de chocolate que venden en el Schlecker.
    Ya la veo a usted montando a lomos de Godzi cual amazona bizarra!

Trackbacks

  1. Zitoaventuras « El gabinete del Dr Zito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: