Skip to content

Descontextualizando

Martes, agosto 21, 2007

Tocan visitas. Regreso de un periplo por las estribaciones de los Fríos Exteriores en compañía de dos miembros de la Pandilla Basurilla, esos amigos no-pajeros que todos tenemos, quienes se han hecho carne por estos lares para regocijo de este, su humilde y huraño servidor. En un primer momento los tres ofrecimos nuestras habituales apariencias: Uno su acostumbrada aquiescencia, el otro su hiperactividad irritante, yo mi hospitalidad distante. Hasta que armados de un coche, porque más bien parecía una tanqueta, decidimos perdernos en lo lejano y descontextualizarnos. Ellos de su rutina mundana, de su linealidad diaria. Yo de las muchedumbres invasoras y de mis paisajes de siempre. Juntos en pos de la desorientación del calendario.

El viaje al fin de la tierra conocida fue un proceso gradual que transcurrió por regiones en las que paulatinamente le perdíamos la partida a lo arbóreo, para después ser devorados por un descomunal vacío que convirtió nuestra presencia en un ridículo chiste. Extensiones de ausencia, de nada en absoluto, ocupadas tan sólo por serpenteantes riachuelos infundidos en turba y montes inhóspitos que escamoteaban cien lagos. Relieves verticales, orografía encrespada (la menos densamente poblada del mundo civilizado, dicen), puntuada por pueblos fugaces cual expiración postrera, habitados por más ovejas que humanos. Es allí, no lo duden, donde iremos a parar todos al morir, a esa amplitud nula y ocre, por la que nuestras almas en reencarnación ovina vagarán por siempre, mascando hierba fijamente con gesto de total estulticia.

Más allá aún, en el confín, se ocultaba el secreto de remotas playas de arenas blancas y turquesas aguas, paraísos abrumadores donde se cuenta que todavía habitan sirenas y espectros de marineros con barba. Una vez allí sólo restaba contemplar el horizonte y sentir el desamparo más absoluto. Fue entonces, con cada uno en un punto distinto de lo inmenso, cuando se nos desprendieron definitivamente las caretas que nos imponíamos y las costras de lo cotidiano. Y resolví evaluar lo vital, explorar cuánto en realidad conozco a estos dos familiares seres, cuánto hay de consuetudinario en nuestra amistad.

Ellos contribuían esos saberes técnicos que otorgan un orden al mundo – “si a la calefacción le añades el aire acondicionado obtienes una secadora” o “las superficies rugosas favorecen la nucleización de las burbujas.” Yo proveía las narrativas que cohesionan las experiencias comunes –“aquellos que veis son los Montes de Mordor” o “detrás de esa enorme duna nos espera la Estatua de la Libertad derruida.” Todos unidos por una masculinidad honesta y tenue: Cenar bien, beber profuso, glosar culos.

Ya en el camino de vuelta me respondí a mis preguntas que ni tanto ni tan poco. Y mientras sopesaba qué fotos del viaje mostrarles en el Flickrzito y con qué soeces frases acompañar esta descacharrante descontextualización del imaginario Op-Ed/Hombres de Harrelson que quería mostrarles hoy, se me hizo evidente y claro que no hay mejor salida de contexto que la de tres tipos en un desmedido vehiculo, parados en medio de un atasco de domingo, berreando un himno en un idioma extraño, llenando a los atónitos nativos de pasmo.

4 comentarios leave one →
  1. Anonimo permalink
    Martes, agosto 21, 2007 11:29 am

    Vaya, y en la foto titulada “la nada” vemos a MrT. Sin acritud.

    Por lo menos el himno merece la pena, una vez olvidamos que no hay por que etiquetar todo y podemos ver que el presidente de cantabria tiene cierto salero, cojee del pie que cojee. Por cierto que hay una version de ese himno para angloparlantes, que habla del presidente George y que quiza encuentres por ahi.

    Veo que has sabido sacarle partido a la incursion. ¿Cuando se producira tu contraataque?.

    Salud, DrS.

  2. Martes, agosto 21, 2007 1:04 pm

    qué envidia, y encima le hizo sol…

  3. Jueves, agosto 23, 2007 5:36 pm

    El contraataque pronto, qeurido anonimo. En apenas diez dias.

    y no se queje usted, p, usted tambien estaba alli…😉

  4. Jueves, septiembre 3, 2009 12:44 am

    no entiendo naaaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: