Skip to content

Exhibicionismo y curiosidad

Viernes, octubre 5, 2007

Chica con falda roja” (2004-2006) fue un ejemplo de blog personal de enorme éxito y actividad (llegó a superar las dos mil visitas diarias) que se sustentaba sobre la seductora y enigmática personalidad de su autora, Bo Peep, quien accedió gentilmente a tumbarse en el diván de este humilde doctor para responder sin pudor a mis inquisitivas preguntas. A continuación encontrarán la animada y reveladora conversación que mantuvimos.

Dr Zito: ¿Por qué un blog? ¿No es un blog algo propio de medianías?

Bo Peep: No creo que el formato sea tan decisivo. Es como el cine, la TV o los libros: los hay buenos, malos y regulares.

Dr Zito: Sólo intentaba provocarla, pero no ha dado resultado. Tendré que seguir probando.

Bo Peep: Jajaja. Lo curioso del asunto es que soy apenas polemista. Por eso me molestaba tanto la gente que entraba en mi blog a provocar. Soy de la opinión de que si no tienes nada bueno que decir lo mejor es guardar silencio.

DrZ: Siempre me sorprendió esa fijación que tenían algunos con usted. ¿Por qué entraba tanto marrullero?

Bo: Simplemente porque era un blog muy visitado. Y los impertinentes no son tontos y les gusta ser leídos.

DrZ: Entonces era puro exhibicionismo.

Bo: Sin duda.

DrZ: ¿La insultaban con frecuencia?

Bo: Y de qué manera. Me llamaron de todo y sin cortarse un pelo. Me acusaron de copiar a Manuel Rivas (hubiera preferido que fuera a Javier Marías, ya puestos), de inventarme los comentarios, de ser un chico, de inventarme a Mr. Peep… Aunque las cosas más fuertes me las dijeron por mail y además no los enviaban sólo a mí, incluso se los mandaban a la gente que me comentaba para que dejaran de hacerlo. Lo que pretendían evidentemente era que tirara la toalla, y esa fue otras de las razones por las que alargué el blog hasta los dos años: el blog se cerraría cuando yo decidiera, no antes.

DrZ: Con respecto a lo que mencionaba sobre el silencio, me intrigó mucho aquel comentario que me dejó en el primer post tras mi vuelta, aquel en que decía que callaba porque ya había dicho todo lo que tenía que decir. ¿Cómo puede ocurrir algo así?

Bo: La verdad es que no abrí el blog para hacer amigos. La idea del blog era la de contar cosas de mi pasado. ¿Recuerda el principio de Guerra y Paz, creo que es, que dice que todas las familias felices tienen una historia similar y falta de interés y las desgraciadas son las interesantes? Pues algo de eso había en mi blog: mi presente es feliz y por tanto aburrido. Un marido fantástico, un hijo chulísimo, un buen trabajo, una buena casa (con piscina). O sea puro aburrimiento. Sin embargo mi vida mirada hacia atrás era más interesante. De alguna forma es como si hubiera vivido la vida de tres generaciones en una: la abuela sirve en una casa, la madre consigue trabajar en una oficina y la nieta es economista. Pues bien, todo ese fue mi recorrido de los quince a los treinta y cinco. Y no sólo en el plano laboral: empecé leyendo fotonovelas en mi pueblo y acabé enamorada de Flaubert. Eso es lo que quería transmitir, por eso cuando se acabó la historia, se acabó el blog.

DrZ: Cuando acabó de contar todo su pasado…

Bo: Exacto.

DrZ: Pero el presente continuaba igual de “aburrido.”

Bo: Aburrido pero feliz, no lo olvide.

DrZ: Por eso mismo. Siempre he creído que un blog nace de una carencia, de una necesidad: de amigos, de amor, de expresión, de ser buena persona. ¡Pero usted lo tenía (tiene) todo!

Bo: La verdad es que también soy una “protagonistona” y cuando descubrí el blog de Almu me dije que yo podía tener uno así de exitoso y a mí manera.

DrZ: Entonces era por necesidad de exhibirse, como sus marrulleros.

Bo: Sin duda, si no no lo hubiera abierto, pero con la diferencia de que yo no hacía mal a nadie.

DrZ: ¿Lo dejó entonces porque se le agotaron los objetos que exhibir?

Bo: No, simplemente ya no me salían más posts de mi pasado y los de libros, películas o actualidad eran sólo de relleno, nunca fueron el alma del blog.

DrZ: Pero escribía entradas sobre su cotidianeidad y esa fuente es inagotable. ¿También eran de relleno?

Bo: No, esos eran de mi vida, pero tampoco se pueden alargar tanto, no crea, sobre todo si no inventas nada, si no creas ficción, algo que en mi blog era impensable. Otra razón para cerrarlo es que aunque podría haber pasado a escribir una vez a la semana o algo así eso no cuadra con mi carácter. O estaba en el blog o no estaba. Y un blog es un punto de encuentro y como tal tiene que atenderse a diario.

DrZ: Entonces usted no entiende el blog como un punto en el que uno ha de atenderse a uno mismo.

Bo: Jajaja, pues no, para atenderme a mi misma no necesito colgar nada en la red, si lo cuento es para los demás, no para mí, aunque le confieso que disfruté escribiendo alguna de las entradas, y aún disfruto leyéndolas, no me parecen mías. Considere que jamás he escrito nada, ni diarios ni relatos ni nada de nada y de pronto me pongo a escribir y hay alguno que me sale bien y francamente es un gustazo gustarse a una misma.

DrZ: Sí, pero me sorprende que sólo disfrutara con algunas entradas, independientemente del resultado.

Bo: Disfrutaba con las que salían de la mediocridad y eso sucedía sólo muy de tarde en tarde.

DrZ: Con respecto a lo de atenderse a uno mismo, por ejemplo, yo estoy haciéndole esta entrevista porque me apetece y me atrae la idea de publicarla en el gabinete, pero no estoy seguro de que quienes me leen lo encuentren medianamente interesante.

Bo: En ese sentido sí estoy de acuerdo con usted. De hecho nunca escribí mis posts pensando en los que leían. Escribía sobre lo que me gustaba y de vez en cuando hacía algún guiño cómplice. Aunque al final la gente lo que quiere es que le hablen de ella, y yo desde un principio tomé la decisión de no contestar a los comentarios aunque sabía que todos lo esperaban.

DrZ: ¿Ha seguido la evolución del mundo bloguil desde su retirada?

Bo: No se muy bien como funciona ahora, ya no entro casi nunca.

DrZ: Muchos hablan sobre de la muerte del blog, sobre que ha dejado de estar de moda, sobre su declive, incluso hay quienes abogan por su activa destrucción.

Bo: Vaya, es una sorpresa, pero eso se dice casi siempre de todos los medios. El blog siempre tendrá un lugar en la red porque es un medio de expresión más, está al alcance de cualquiera y es un punto de reunión muy atractivo. Lo que no se puede pretender es que no mueran o que todo los que salgan tengan muchas visitas. Fíjese si no en las visitas del findmadeleine. Lo que quizás sea es más selectivo. Después del boom la gente ya se lo pensará, porque es algo muy grato pero que también consume muchas energías. En mi caso dejé de leer porque mi tiempo de ocio se lo llevaba el blog, además del espacio mental que ocupaba.

DrZ: ¿El blog le cambió en algo la vida?

Bo: Hombre, tanto como cambiarme la vida pues no, pero durante esos dos años fue muy importante para mi. Siempre estaba dándole vueltas a qué cosas podía contar e incluso cuando leía la prensa siempre iba pensando en qué me podía ser útil.

DrZ: ¿No es eso en realidad en lo que consiste vivir y lo otro es ser un zombi?

Bo: No creo que sea eso o nada.

DrZ: Y eso que usted era de extremos…

Bo: Por ejemplo el otro día vi Elizabeth I y al siguiente me fui a buscar un libro de Lytton Strachey, Isabel y Essex, y disfruté de lo lindo. Hay mil formas de disfrutar que no son tener un blog.

DrZ: ¿Que daba a sus lectores para gozar de su astronómico número de visitas?

Bo: Pues no lo sé, quizás las fotos de la falda…

DrZ: No sea modesta.

Bo: Si no soy nada modesta. No sé lo que es eso.

DrZ: ¿Quiere decir que su éxito le resulta completamente incomprensible?

Bo: En cierta medida sí. De hecho si hubiera sido un chico no hubiera tenido ese éxito, no le quepa la menor duda.

DrZ: Y eso nos lleva a LA pregunta. ¿Existe el blog femenino? ¿O al menos un acercamiento femenino diferente del masculino?

Bo: No creo que sea tanto una diferencia en la forma de concebir el blog. Pero es algo curioso porque de la misma manera que cuando leo una novela me da igual que el autor sea chica o chico, con el blog no ocurre lo mismo. Importa mucho sí detrás de esa página hay un chico o una chica.

DrZ: Pero eso se debe a que retratan mucho más a su autor.

Bo: Exacto. Y no nos engañemos, a las chicas nos gustan más los blogs de chicas, y a los chicos les pasa otro tanto de lo mismo por el tema coqueteo, que es inevitable. Estamos hablando de los blogs personales, claro está.

DrZ: No creo que haya de ser necesariamente así. Observo una diferencia que tiene cierta relación con lo que decía más arriba sobre lo de no ser polemista. A menudo usted dejaba el final de sus posts abierto y eso incitaba a que los lectores aportaran sus opiniones. Por el contrario, en los blogs masculinos se tiende más a proporcionar una pregunta cerrada, con una respuesta clara, una doctrina si quiere. Se lo comentaba el otro día a Vigalondo y él taxativamente corroboraba que lee blogs para conocer algo o una opinión acerca de ese algo y no para opinar per se.

Bo: Estoy de acuerdo totalmente con Nacho. De hecho si suelo comentar es sólo por cortesía, para que se sepa que he estado ahí, porque por experiencia sé que eso alegra, pero en ningún caso para polemizar. De hecho la gracia del blog está entrar en la casa de alguien, y mirar, y husmear. Por las mismas razones que en un principio me gustaba Gran Hermano hasta que degeneró.

DrZ: Entonces, si no existen diferencias de género en la forma de concebir el blog, ¿dónde radican esas diferencias?

Bo: La diferencia es que sabemos quién está detrás. Por ejemplo el morbo que tiene el blog de La Petite no sería el mismo si el que mostrara esas fotos fuera un chico.

DrZ: Es lo que tiene no tener tetas.

Bo: Pues sí, jajaja.

DrZ: ¿El morbo es pues la única diferencia?

Bo: De eso no tengo la menor duda. Lo que mueve el mundo es el sexo, para que vamos a engañarnos. Además, ¿sabe cuándo me di cuenta de que mi página funcionaba por ser chica? Cuando admití a mi marido como colaborador. Sus posts eran mucho mejores que los míos, más cáusticos y con más enjundia y sin embargo los lectores le toleraban pero poco más y de hecho su página de Bartleby apenas tuvo éxito y tiene unos post espléndidos.

DrZ: Quizás el hecho de que recibiera tantos insultos se debera también a que fuera chica.

Bo: Supongo que sí. Al menos todos los blogs que han tenido que soportar ataques eran casi siempre de chicas.

8 comentarios leave one →
  1. Viernes, octubre 5, 2007 11:41 am

    Vaya, leo estas reflexiones en un momento de crisis existencial bloguera como si se tratara de revelaciones, ahora me siento más comprendida…

  2. Viernes, octubre 5, 2007 5:19 pm

    Después de leer la entrevista me ha hecho preguntarme por mis motivaciones para escribir el blog: al principio me he dado una respuesta, pero luego ha ido mutando y mutando para acabar siendo algo más complejo de lo que yo creía.
    Lo que me queda claro es que el blog atrapa, me sería muy difícil no traspasar esa puerta cada día.

  3. Domingo, octubre 7, 2007 6:35 am

    Frecuenté ese blog antes de decidirme a hacer uno; me gustaba mucho por su sencillez y falta de pretensión; me encantó la forma de cerrarse, de pronto.

  4. Domingo, octubre 7, 2007 9:50 pm

    Hace poco estuve planteándome también el porqué de los blogs con posibilidad de análisis, pero, por el momento, me queda harto grande el asunto.

  5. Jueves, octubre 11, 2007 12:51 pm

    Doctor, como soy tan desastrosa con la infórmatica hasta hoy no he visto el post (puse su página en favoritos pero sólo me salía el post del día 2, y pensé que estaba usted tomándose un respiro).
    Mil gracias por acordarse de mí y por darme cabida en su blog. Siempre suya.

  6. Sábado, octubre 13, 2007 5:46 pm

    Un interesante post sobre “metablogging” Dr. Las motivaciones que mueven a escribir uno son variopintas, a veces incluso oscuras. Sin entrar en el análisis, estadísticamente, empíricamente si quiere los blogs femeninos son mucho más leídos…y otra “verdad” es: “cuánto más interesante es un post tanto menos comentado es”…o dicho de otro modo: el número de comentarios de un post es inversamente proporcional al interés del mismo”.
    Creo que el asunto da de sobra para escribir una tesis en sociología…tocando todos estos aspectos que aparecen en su entrevista, como por ejemplo, la evolución de la blogosfera en los últimos años…
    Y para terminar creo que esta entrada nos valdrá a todos para hacer un análisis personal y quizá encontrar algunas respuestas si es que alguna vez nos planteamos las preguntas pertinentes…en cualquier caso yo últimamente estoy pensando en cerrar el mío…pero aún no sé que es lo que me está frenando. Un saludo Dr.

  7. Sábado, octubre 13, 2007 8:59 pm

    Pues entonces Lo Zombi IV les debe de haber encantado…😉

    Ahora en serio Loco, creo que hay tomarse con calma estos periodos inevitables de reflexion y pausa. Todo acaba asentandose, en la direccion que sea. Y me alegra saber que la entrevista haya conseguido dialogar directamente con algunos de ustedes.

    Hace una eternidad, en otra vida, hable de estos temas, con link incluido a un documento muy divertido y util.
    http://drzito.blogspot.com/2005/08/blog-depression.html

  8. Domingo, octubre 14, 2007 12:14 am

    Sí, ciertamente el documento del link es muy divertido😉, y de paso me quedo con thenonist para enlazarlo a mi blog..me ha gustado. Gracias Dr.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: