Skip to content

Proyectos

Lunes, octubre 22, 2007

Lejos de permanecer en un stand by raruno, múltiples eventos han sacudido el tejido de la cotidianeidad desde el fin del verano. A nivel personal, uno de ellos ha sido la mudanza del Cubil Zito, por razones obvias, que me ha privado de conexión casera desde hace semanas (y las que quedan) y que ha contribuido a una menor frecuencia posteadora, como habrán podido comprobar.

Mientras, ahí fuera, se han sucedido varias iniciativas monumentales, cargadas con afán de revuelta e innovación y, sobre todo, con calidad y talento a espuertas. En Septiembre, Raul Sensato y su equipo de visionadores dieron nacimiento a Reflexiones de Repronto, plataforma visual desde la que semanalmente destripan la cultura pop con sus acerados bisturís y sus inconmensurables conocimientos y saber hacer. Una iniciativa con un formato ideal para ser compartida y difundida, y tan generosa, atrevida y ajena a los en ocasiones monótonos patrones de la blogosfera, que merece todo nuestro apoyo y nuestra sana envidia.

Con ansia también habremos de aguardar cada número de Interzona, publicación sobre el comic y sus universos paralelos, en especial el fantástico, y en la que firmarán nombres de tal importancia y calibre que hacen temblar cada una de mis 31 piezas dentales. Ignoro las posibilidades de una empresa tan alocada y hermosa en nuestro plano mundo editorial, pero estando quien está al mando del timón, no me cabe duda de que cada número merecerá ser enmarcado.

Finalmente, la semana pasada sin ir mas lejos, nació Elitevisión, un proyecto comunitario, demente y descomunal del que me siento orgullosísimo de formar parte. La premisa, un puñado de titanes de la blogosfera encargados cada uno de analizar en detalle una serie de televisión de su elección: Auteurs de la talla de Absence, John Tones, Noel, Hijo Tonto, Alvy Singer, Pussy Galore, Amando de Ossodio, Higronauta, Aura o Eunice (responsable además del fabuloso diseño de la página) entre otros, que escribirán puntualmente, episodio a episodio, sobre series como Monty Python’s Flying Circus, Batman 60s, Ren y Stimpy, Enano Rojo, Los Teleñecos, Pinky y Cerebro o Historias para no dormir, por citar sólo mis favoritas. La entrada inaugural de Tones representa, además de un apasionante resumen de la génesis de la propuesta, el brillante manifiesto y declaración de intenciones de un grupo de maravillosos y apasionados enajenados que se han propuesto derrocar a lo grande las vetustas estructuras de la crítica televisiva: Frente a lo global, la imposibilidad de abarcamiento. Frente al anecdotario falsamente totalizador, la articulación del matiz entusiasmado. La Televisión ha muerto. ¡Viva Elitevisión!

¿Y cuál será la contribución de este humilde doctor a semejante aventura?, se preguntarán. Cuando una buena tarde, recién llegado de la compra, bolsas en las manos, una zarza flamígera y multicéfala me propuso con voz atronadora participar en ella, hincado de hinojos, abrumado, litros de leche y otras viandas por el suelo, tan solo alcancé a susurrar: El Prisionero. Y como en el principio fue el verbo, así me fue asignada. Cada mes, más o menos, podrán leerme en Elitevisión glosando un capitulo de tan mítica y fundamental serie. De momento, ya pueden encontrar allí mi post introductorio, mi piloto, además de una irreflexiva propuesta: Organizar una peregrinación a la localización original en la que se rodó El Prisionero. El próximo lunes, coincidiendo con los cuarenta años y un mes de su estreno, podrán encontrar la siguiente entrega. Aunque no les aburriré por aquí mencionando la aparición de cada nueva entrada, postearé en este gabinete el tráiler correspondiente al capítulo tratado a modo de aviso. Aunque yo de ustedes colocaría a Elitevisión entre mis favoritos ahora mismo y me lo leería de cabo a rabo, día sí y día también.

Minizita siempre me dice que entradas como esta sólo resultan aptas para blogueros. Otros entre ustedes quizás hayan notado que varios de ellos participan en hasta dos y tres de los proyectos mencionados (Absence, es usted un coloso). ¿Cercanía quizás? ¿Signo de los tiempos tal vez? Valía, más bien. Porque, pese a quien pese, lo cierto es que las plumas, los estilos y las personalidades creativas más estimulantes, burbujeantes, iconoclastas y delirantes se encuentran por estos lares. Así que, una vez tomado aire, a disfrutar.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Lunes, octubre 22, 2007 3:52 pm

    El principio del curso escolar, siempre un montón de deberes!

  2. Lunes, octubre 22, 2007 10:23 pm

    Visto lo visto, no se yo si sería mala idea organizar un calendario anual para que estos eventos se fueran espaciando durante las 52 semanas, para que luego no halla temporadas de secano y temporadas como esta, en las que no se da a basto.

  3. Miércoles, octubre 24, 2007 2:47 pm

    Ya hay calendario: ¡el asombroso calendario de EliTV!

  4. Viernes, octubre 26, 2007 11:00 am

    Y yo me quejo, Doctor, y estoy haciendo miles de cosas menos que ud. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: