Skip to content

Afterpost

Martes, enero 15, 2008

Releo mi post de hace una semana y veo que Id debería pedirme royalties. Con foto y todo. Perdóneme, pero albergo una amalgama en suspensión en mi cabeza y hasta que decida posarse nada muy diferente podrá salir de ella. Quizá – pienso- textos como ese, como este, ayuden a que la cosa se decante. Sé que probablemente ustedes prefieran que les hable de zombis, de películas, de distorsiones de identidad o pseudociencia. De ficción. Pero el bolsillo no me llega de momento más que para esta aleación de honestidad y artificio a partes muy desiguales. Afortunadamente Javo se ha encargado de convencerme de que la literatura es precisamente eso. Así que si ven que no me acerco más a menudo por aquí, como muy elegantemente (y con razón) me reprochaba Tones hace poco, es por puro pudor, créanme. No quiero aburrirles demasiado con mis interioridades y tumultos. Se que saben que siento predilección por el interiorismo, pero no hasta el punto de permitir que esto se convierta en El rincón del Dr Emo. Aunque nunca supe muy bien en que consiste ser así, sospecho que el límite puede andar cerca y me desagradaría traspasarlo.

Sin embargo temo que esto o algo similar no me ocurra sólo a mí. Desde hace días observo que media humanidad anda exhausta, en un estado de renuencia hacia el futuro, arrastrando los pies y los ojos. Durante mis últimas jornadas en Gallardongrado, con la huelga de limpieza alcanzando cotas míticas, la suciedad descompuesta salpicaba los pasillos del metro, conspiraba en sus rincones, y se mezclaba con la sensación de días de la basura, de tristeza indefinida, que mudaba el rostro de los viajeros en máscaras de esgrima. En los Fríos Exteriores la pesadumbre también reina, aunque la excusa aquí es el diminuto paréntesis de claridad que vivimos, rodeados de brumosa oscuridad y pavimentos helados. Pronto, muy pronto, los científicos anunciarán que ha llegado el Peor Día Del Año™, y será un lunes sin luz, sin paga, sin propósitos invictos. Y será vano pensar que nada podrá ir peor a partir de entonces. Yo lo atribuyo todo, no al pollo ni al mercado inmobiliario, sino a que los fastos navideños y sus derivados (miren las estadísticas) nos han dejado el cuerpo para pocas sacudidas, como una madrugada de afterhour o un Amanecer chungo en el parking de la Heaven. Mucha de la gente que conozco pasa o ha pasado por una ordalía que les, nos, ha dejado sumergidos en un líquido bilioso y ahistórico, en un estado en el que todo lo que había de suceder ya ha sucedido. Nostalgia. Olvido. Aspiramos a soltar lastre y a sobrevivir. Algunos a dejarse llevar. Somos los habitantes de un Tokio derruido y por pereza hemos renunciado a reconstruirlo. Somos Godzilla, nos limpiamos la boca con el dorso de la garra, erizamos la coraza y proseguimos.

Es el afterpost.

7 comentarios leave one →
  1. Martes, enero 15, 2008 6:08 pm

    Dices que tal vez preferiríamos que hablaras de zombis o de distorsiones de identidad. ¿Y no has hablado de eso? Y has dicho muchísimo más.

  2. Martes, enero 15, 2008 9:11 pm

    Vengo a corroborar esa decadencia y pesadumbrez humana que comenta. Un servidor ha optado ya por adquirir unos zapatos oruga, para no tener si quiera que arrastrar los pies. ¿Qué está pasando? ¿Tiene que ver con el cambio climático? ¿Con las futuribles elecciones patrias? ¿O se trata simplemente de alicaimiento celtibérico ante la contemplación onanista de la nueva letra del himno patrio? Dudeo…

  3. Martes, enero 15, 2008 10:07 pm

    Eh, oiga, que también ha habido absenta y retrobares, Sala Sol y taberna inglesa (camarera rusa incluída). No me venga con milongas que se lo ha pasado usted mejor de lo que quiere reconocer. Y eso también es literatura. De alto calibre.

  4. minizita permalink
    Miércoles, enero 16, 2008 8:57 am

    Usted sabia, Zito que en el metro de Tokio hay maquinas expendedoras de ropa interior femenina (usada) envasada al vacio? Ser Gozilla no me desagrada, echo de menos los tiempos en que de pequeña me limpiaba con la manga de la camiseta. Animo Zito, la primavera está a la vuelta de la esquina.
    Besos desde el lejano oriente🙂

  5. Miércoles, enero 16, 2008 10:55 am

    A veces me da miedo lo bien que me lee usted, Aura.

    Javo, es que precisamente despues de todo eso, de esa intensa nocturnidad dia si y dia tambien, como no sentir que todo es un afterpost?

    Minizita, lo de los japos ya casi ni me sorprende. Pero eso si, debe usted contarnos sus aventuras con las pelotitas de colores por esos mundos de Buda.

  6. Minizita permalink
    Jueves, enero 17, 2008 2:47 am

    Dicho y hecho, hoy mismo me pongo a escribir el relato de las aventuras pelotiles por estos mundos de Buda. De momento le dejo un titular. En Roma, tierra de cristianos, se han soltado medio millón de pelotas. Acción de guerilla y al igual que hubiese pasado en Gallardongrado, guerrilla detenida al completo por alteración del orden. Le dejo el link de la noticia http://www.elmundo.es/elmundo/2008/01/16/internacional/1200501401.html

  7. Jueves, enero 17, 2008 7:05 am

    Me ha recordado una canción de Lagartija Nick: “habrá un lunes sin martes…ni un sólo día anterior”..o algo así.
    A mí me da igual de lo que hable Dr., su lectura siempre resulta sugerente…a la par que escribe divinamente y con un marcado estilo propio…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: