Skip to content

Mientras tanto, en Taiwan…

Lunes, junio 23, 2008

Dos historias de éxitos allende de nuestra fronteras. Este Viernes se estrenan, por fin, Los Cronocrímenes en la Madre Patria y al mismo tiempo REC en la lejana Isla de Formosa. Minizita, nuestra reportera destacada en aquel país, está inmersa proceso que ha traído el film de Balagueró y Plaza hasta esas tierras. Contemplen primero el video que ha montado como parte de la promoción oficial de la película. Por cierto, los chinorris que verán aparecer son algo así como los Jackass taiwaneses, unos curiosos individuos de los que Minizita promete hablarnos en el futuro.

Vodpod videos no longer available.

Más simultaneidades. Mientras Time Crimes se exhibía en el Festival de Cine Frioexterior, REC hacía lo propio en el Festival Taiwanés de Cine (con presencia de Balagueró incluida). Lo que encontrarán a continuación es la fascinante crónica de Minizita sobre aquel pase (con múltiples espoilers, les aviso). Un hilarante relato sobre las diferencias culturales, la globalización y los desafíos de lo políticamente correcto, que les recomiendo encarecidamente que lean. Disfruten.

Mi primera sorpresa ocurrió cuando al salir del metro en la zona de cines de Taipei (un barrio diseñado para adolescentes y homosexuales; el único lugar donde se pueden ver chicos cogidos de la mano, y si, todos están cachas, como si fuese la Chueca asiática) pude ver en una enorme pantalla (al más puro estilo londinense o neoyorkino) el trailer de REC, con los consabidos gritos del público español que grabaron en una de las proyecciones en Sitges. Llegamos al cine, un magnifico edificio flanqueado por dos enormes leones de piedra. Y al entrar en la sala, una nueva sorpresa: Primer día del Festival, primera película proyectada, primer lleno, y no de españoles (en Taiwán hay 49 censados, de los cuales la mitad son curas) sino de taiwaneses. Ya me pasó algo así al ir a ver el partido España-Suecia: Encontré una veintena de taiwaneses vestidos de forma impoluta con la camiseta de la roja.

Empieza la peli, después de varios trailers de películas españolas cuyo nombre no llegaré nunca a recordar, el saludo de Balagueró y Plaza y una extraña presentación de REC en la que el presentador dice: “No os cuento nada de la película salvo que es española y que se parece mucho a El Proyecto de la Bruja de Blair“. Comienza la proyección sin más aviso, de repente, con esa imagen en digital que tan buenos resultados le ha dado a la película. Primer zombi. Aparece la Señora Izquierdo y la gente empieza a reírse a carcajada limpia. ¿Qué sucede? le pregunto a un español que está sentado a mi lado y al que después de siete años viviendo aquí el chino ya no le suena a chino. “Han traducido el nombre de Señora Izquierdo como un apellido muy gracioso que tienen los chinos”. Segundas risas generalizadas: El primer policía pide a los vecinos que se callen y se queden en el portal. Grita, “¿es que hablo en chino?” Los españoles allí presentes nos quedamos mudos al oírlo y pensamos “Ay madre, nosotros siempre haciendo amigos.” Pero cual es nuestra sorpresa cuando escuchamos risas y más risas en la sala. Perpleja y algo aliviada vuelvo a preguntar a mi compañero de butaca. “Lo han traducido como: ¿O es que hablo en alienígena?”

A partir de ahí todo transcurre con normalidad, con ese silencio que causan casi todas las películas de terror. Hasta que aparece una vez más la Señora Izquierdo y el Bombero le da un martillazo. ¿Cual fue la reacción de los espectadores? Reírse, reírse, reírse un poco más y aplaudir a rabiar. Y acto seguido aparece la mujer colombiana, ya zombi, y el bombero le rompe el cuello y los taiwaneses gritan al unísono.”Oooohh,” como diciendo, “ay, pobrecita”. Mi sorpresa, y no voy a negar que un cierto enfado, hacia esos espectadores que ríen y dicen “oh” va en aumento. Pero sigo a la espera, tratando de sumergirme en la película. Yo quiero que me asuste, quiero seguir creyendo en que los zombis existen.

El vecino argentino con su bigotito repeinado es mordido por el sanitario zombi. Y en la sala se escuchan pequeños grititos. Miro a mí alrededor, parece que todos están a la expectativa. ¿Qué pasará? ¿Se salvarán? Carreras y más carreras. La chica y el cámara salen de la casa del presidente de la comunidad, y en cuya puerta de entrada habían dejado al bombero matando zombis. El bombero no está. Y la chica se asoma por la barandilla de la escalera. Susto. Uno tras otros los zombis se asoman y les ven. ¿Y que sucede en la sala? Carcajadas, fuertes, contundentes. Me viene a la cabeza que sí, que deben ser alienígenas.

La película va llegando a su fin, ese fin en el que espero oír gritos que me devuelvan la sensación de que estoy en una película de terror. Durante los últimos 20 minutos, los espectadores gritaron, gritaron asustados y aplaudieron, y así la mujer que estaba grabando las reacciones del público consiguió material para un nuevo trailer, esta vez taiwanés. Lesly, la chica de la distribuidora, nos dijo que esperan que le película dure unas tres semanas en cartel. La última peli española que llegó a Taiwán fue El Orfanato y duró una semana.

Y esto es todo lo que sucedió. Aquí se despide la reportera mas dicharachera de todo el lejano oriente.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Martes, junio 24, 2008 10:47 am

    La verdad que la señá-Rosario cargando desde el living daba para la risa, aunque yo despegué del asiento como un Harrier; los guardia urbanos de culebrón catalán le daban ese puntico de irrealidad que aprecia todo el que haya vivido en Barcelona. Una duda me ha quedado,su amiga no menciona reacciones al taller “de chinos” que había en los bajos. ¿Será parte de la distancia alienígena que separa Taiwan del ensanche? ¿Será ese mismo silencio que inunda las salas cuando 007 llega a Madrid entre rasgueos de guitarra española? Me he reído un montón con el post.

  2. Martes, junio 24, 2008 11:42 am

    ¿Se estrenan los Cronocrimenes y yo con estos pelos? Si que ha costado sí…

    Impacientes Saludos.

  3. Miércoles, junio 25, 2008 1:01 am

    Me alegra que se haya reido, sublibrarian. A Minizita le hara mucha ilusion. Y muy interesante reflexion. Aun recuerdo aquellas fallas con sevillanas de Mision Imposible 2.

    PAblo, asi es. Este viernes. Parece increible, el tantisimo tiempo que hemos tenido que esperar.
    Bienvenido!

Trackbacks

  1. Especial huelga general: Misterio en el McDonalds (I) « El gabinete del Dr Zito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: