Skip to content

Contrafactuales

Jueves, septiembre 25, 2008

En los comentarios del anterior post, nuestro querido lector Ikke Leonhardt lanzaba una idea extremadamente interesante: La derecha norteamericana se bate el cobre en el campo de las ideas porque lucha contra la instauración en la tierra del Reino de la Izquierda (New Deal, Estado del Bienestar, Libertades Civiles). El derechón estadounidense vive el presente como una realidad que ha de cambiar, reformar si quieren, y de ahí su activismo para triunfar en un porvenir que le ofrece esperanza. Mientras tanto, lejos ya del materialismo histórico, en la izquierda y en general en todos nosotros, reina la sensación de que el futuro necesariamente será peor. Y por eso tiende a adoptar una ética de resistencia.

El comentario de Ikke me recordó que esa forma opuesta de vivir nuestra línea temporal se trasluce en el auge de lo que se ha venido en llamar Historia Contrafactual o Historia Virtual. Esta corriente del pensamiento histórico se dedica a elucubrar qué habría ocurrido si en determinados puntos de la Historia las cosas hubieran sucedido de diferente manera. En el campo de la ficción estamos muy acostumbrados a estas conjeturas como premisas de estupendas obras que reciben el nombre de ucronías, y que por norma general utilizan líneas históricas alternativas para hacernos cuestionar la inevitabilidad del presente, para subvertir la idea hegeliana de que “todo lo real es racional.” En literatura ahí están El Hombre en el Castillo (1962) del Maestro Dick, El Sueño de Hierro (1972) de Norman Spinrad o más recientemente La Conjura Contra América (2004) de Phillip Roth, que confieso aún tengo pendiente de leer. En el cine, el falso documental es el género ideal para crear ucronías. Así ocurre con el jocoso aunque algo cojitranco CSA: The Confederate States of America (2004), que especula con qué habría sucedido de haber ganado el Sur la Guerra de Secesión, o con Death of a President (2006), revindicable mockumentary de política ficción que invertía las reglas de las ucronías y jugaba a trazar un futuro virtual en el que Bush El Joven es asesinado.

La segunda parte del argumento de Ikke es que en España por el contrario es la izquierda quien lucha contra la realidad de 40 años de autoritarismo nacionalcatólico. Y aquello me trajo a la memoria aquel intento de ucronía a la española que fue ¡Viva la República!, otro falso documental en el que se jugaba a imaginar que los facciosos no ganaron la Guerra Civil. La atracción del ejercicio era muy fuerte. Porque nos permitía soñar con la posibilidad de un país que no cayó en el aislamiento ni se convirtió en un erial cultural. Aunque comenzaba con buen pie, ¡Viva la República! terminaba, por cuestiones técnico-presupuestarias imagino, reciclando imágenes de La Transición y acababa concluyendo que el presente resultante de aquella divergencia histórica no sería muy distinto del nuestro.

vivalarepublicawp5

Mientras que todas estas obras de ficción provienen de la izquierda, la Historia Contrafactual académica es netamente derechista. Su líder, Niall Ferguson, profesor de Historia en Harvard, es famoso por su defensa del Imperio Británico como fuerza estabilizadora, como fuente de luz y civilización para los pueblos que conquistó. En 1997 Ferguson y sus epígonos publicaron Virtual History: Alternatives and Counterfactuals en el que trazaban varios “What if…” con los que atacaban encendidamente a la historiografía marxista, y cuestionaban, en línea con los derechotes que mencionábamos, el valor del presente. Por ejemplo, argumentan, si Gran Bretaña no hubiera entrado en la Primera Guerra Mundial entonces Alemania habría dominado más o menos benignamente Europa, no habría habido ni nazismo ni Revolución Rusa ni comunismo por tanto, se habrían salvado las más de cincuenta millones de vidas que se cobró la Segunda Guerra Mundial y se habría evitado el gulag. O si Kennedy hubiera sobrevivido a su intento de asesinato, se habría demostrado durante su segundo mandato, dicen Ferguson y los suyos, su fundamental incompetencia.

Resulta curioso que este apogeo de la Historia Contrafactual coincida en el tiempo con que los científicos hayan establecido (en teoría al menos) la existencia de universos paralelos. Pero de eso me gustaría hablarles otro día.

5 comentarios leave one →
  1. Viernes, septiembre 26, 2008 2:02 am

    En esta línea es muy recomendable el libro titulado “En el día de hoy” (Jesús Torbado, 1976, ganó el Premio Planeta). Toma como título el comienzo del último parte de guerra (pero en el libro gana la República). Al final flojea un poquillo, pero es de las ucronías más creibles. Por cierto, me gusta más llamar al “género” historia-ficción, me resulta mas divertido… (o “What if…? como los de la Marvel)

  2. Ikke Leonhardt permalink
    Viernes, septiembre 26, 2008 1:17 pm

    Caramba, doctor… Me siento honrado🙂

    Espero tener tiempo para continuar este interesantísimo intercambio pronto… ahora mismo me resulta imposible. Gracias de nuevo por sus detonadores mentales.

  3. skórzane torebki permalink
    Sábado, noviembre 24, 2012 1:21 am

    I’m gone to tell my little brother, that he should also visit this blog on regular basis to take updated from most up-to-date information.

Trackbacks

  1. Contrafactual « El misterio de las palabras
  2. Ucrónicas « Doctor Zito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: