Skip to content

El Atlas de la Creación

Miércoles, noviembre 12, 2008

Hace un par de meses todos los miembros de la Escuela Frioexterior de Imperialismo Científico nos cambiamos de edificio. En medio del berenjenal de cajas, libros, y objetos aparentemente inútiles teníamos claro que lo más importante era habilitar una sala para el café. Cualquier otra comodidad individual podía esperar. Compramos una lujosa cafetera, piedra angular de la productividad laboral, y malcolocamos una sillas entre muebles y estanterías aún por montar. Así que antes siquiera de que nos instalaran los nuevos teléfonos, ya habíamos construido un refugio en el que huir de los trabajos de la mudanza y del trabajo en general entre taza y taza.

No mucho más tarde apareció en la sala un enorme y lujoso libro verde titulado El Atlas de la Creación, escrito por un tal Harun Yahya. Para que se hagan una idea aquí les presento una foto.

En estos tiempos la palabra “creación” jamás puede ser inocente. Sus connotaciones no se le escapan ni a un niño de tres años. Profusamente ilustrado con suntuosas fotografías de fósiles y animales, la tesis del libro es la del creacionismo de la Tierra antigua, que media entre la interpretación literal de las escrituras según la cual la Tierra no tiene más de 6000 años, y las posturas del diseño inteligente. Para el señor Yahya, la Tierra es muy, muy antigua, pero la fauna y la flora han permanecido durante todo ese tiempo idénticas. Como se empeña en repetir a lo largo del libro, ese hecho “incontestable” niega de forma rotunda la Teoría de la Evolución. Hasta el punto, risible o irritante según tengan ustedes el día, de presentar fósiles del Cretacio argumentando que en realidad pertenecieron a un tigre. Y es que como todo el mundo sabe, en el periodo cretácico el mundo estaba infestado de mamíferos.

pb110116

La primera vez que lo vi, no podía dar crédito a mis ojos. Aún menos cuando me confirmaron que en nuestro antiguo edificio habían aparecido igualmente gratis y sin petición previa otras dos copias del libro. Mi conspiranoia se desató: Eso quería decir que alguien en algún lugar del mundo, ya fuera Yahya o una organización oscura, disponía de los medios y sobre todo del dinero para producir masivamente copias de un volumen cuyo valor asciende a muchas docenas de euros, para luego mandarlo indiscriminadamente a multitud de centros científicos y educativos. Tenía que investigar al tal Harun Yahya.

Una breve búsqueda en la red nos revela hechos fascinantes. Harun Yahya es el seudónimo de Adnan Oktar, prolífico escritor turco, enemigo acérrimo del judaísmo, la masonería y el materialismo, negador del Holocausto, creador (nunca mejor dicho) de la Fundación para la Investigación Científica sobre la que pesan acusaciones de malversación de fondos. La biografía de Oktar es de no perdérsela: Arrestado, internado en un hospital psiquiátrico, acusado de oscuros chantajes sexuales con cintas de vídeo de por medio, Oktar utilizó las querellas como arma para defenderse y consiguió que los jueces prohibieran el acceso de toda Turquia a WordPress y a la página de Richard Dawkins, quien había escrito un iluminador artículo en su contra. A un país entero. Oktar es un síntoma más de un nuevo oscurantismo, de ese que también pregonan los defensores del revisionismo histórico, o esos estudiantes de ciencias que te abordan para mostrarte evidencias de la existencia de Dios, o los Cursos Alfa, o las tentaculadas iglesias evangélicas que te prometen que pararás de sufrir. El proselitismo de la ignorancia. Qué miedo.

pb110119

6 comentarios leave one →
  1. Jueves, noviembre 13, 2008 12:43 am

    ¿Por qué será que no me sorprende que la perita en dulce del caballero éste sea antisemita? Harold Bloom -judío él, por cierto-, hablaba de la famosa “ansiedad de la influencia”; qué menos que poner a parir a aquellos que “inventaron”, según las malas lecturas que hoy por hoy se siguen haciendo de manera delirante y obcecada, la misma teoría absurda que él dice defender… O brave new world

  2. Jueves, noviembre 13, 2008 8:55 pm

    ¡Y esa historia surje de una sala de café! Y yo que nunca hago caso a los libros de la sala de reuniones… ¡Mecachís!

  3. Viernes, noviembre 14, 2008 2:56 pm

    ¿Consiguió prohibir wordpress en toda Turquía? Un genio del mal en toda regla.

  4. gromland permalink
    Sábado, noviembre 15, 2008 1:48 pm

    Resulta obvio que tenga tanto poder: su parecido a Ra’s Al Ghul es de los que tiran de espalda.

    y, por cierto, para este hombre los restos de un “Tyranosaurus Rex”, ¿qué son?: ¿una gallina con problemas de crecimiento?

  5. Jueves, julio 1, 2010 2:29 pm

    En el libro de Dawkins “Evolución” me enteré que utiliza una fotografía de un cebo de pesca como si fuera un “tricóptero”. La imagen, con el bicho falso y el ganchj de acero saliéndole del vientre es espectacular.

    Un saludo.

  6. Viernes, julio 27, 2012 5:40 am

    No puedo creer la pequeña ignorancia del señor de esta página.
    No conozco el libro, pero este detalle:

    “Hasta el punto, risible o irritante según tengan ustedes el día, de presentar fósiles del Cretacio argumentando que en realidad pertenecieron a un tigre. Y es que como todo el mundo sabe, en el periodo cretácico el mundo estaba infestado de mamíferos.”

    Y según la Wikipedia, en la definición de “Cretácico”:

    “Los mamíferos todavía eran un componente pequeño y relativamente menor de la fauna. Por supuesto, los reptiles arcosaurios, sobre todo los dinosaurios tuvieron un lugar muy importante en el Cretácico.”

    ¿De dónde ustéd saca que los mamíferos infestában la tierra?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: