Skip to content

La mirada del abismo

Jueves, abril 23, 2009

Aunque ya en cierta decadencia, el fotolog consiguió en su día crear una realidad paralela, la de la exhibición permanente y continua, y con ello se avanzó en el tiempo a la ostentación 2.0 que ahora mismo padecemos. El fotolog pobló esa nueva dimensión con una ralea de seres  -los fotologueros- dispuestos a mostrar al mundo cuanto hicieran, cada día, a cada instante, bajo la esperanza o la convicción de su propia excepcionalidad -eso que se conoce popularmente como “personalidad- y así convirtieron esa comunidad cerrada (solo los usuarios pueden dejar comentarios), sus espacios, sus grupos, sus cadenas de amigos, en una orgía de exhibicionismo y vacío, una orgía en realidad seca y solitaria, que sólo puede resolverse mediante la masturbación propia, ajena, literal o imaginada. En su más fascinante vertiente, el fotolog representa el intento de nuestro tiempo por alcanzar lo sublime, y su incapacidad para evitar caer en el ridículo en el empeño. Porque en el fotolog la línea que separa ambos conceptos es muy gruesa. Declaraciones de amor rimadas en consonante, coloridos radicales, faltas de ortografía que perforan los ojos, más signos tipográficos que letras, crucifijos, anks, estrellas, primeros planos en picados y contrapicados. Durante un viaje a través de ese abismo inmenso que es el fotolog, presenciamos imágenes cuya peculiaridad se evapora en cada nuevo fotograma, imágenes paralelas, calcadas, que acumulan las mismas poses, lugares, muecas, flashes que siempre queman, idénticas habitaciones, vajillas, gafas, tatuajes, sombras de ojos. El baño de un antro, el baño de todos los antros. Quiero que me quieran, quiero que me odien, mariposas en la barriga cuando me tocas, tu que entiendes mis secretos, seremos amigas para siempre. Para siempre.

Por toda estas razones, he decidido abrir uno. Dado que fotolog es la encarnación necia y desesperada del deseo y la  necesidad de ser mirado, La mirada del abismo nace con la idea opuesta: Lanzar a la cara del espectador ese mismo examen. Entrar para ser visto, examinado, inspeccionado. Y comenzando con un interrogatorio a cargo de Dios mismo (por cierto, esa foto inaugural se la debo a Danzante). Pasean y vean.

3 comentarios leave one →
  1. Jueves, abril 23, 2009 11:25 pm

    Hola, enhorabuena por tu ajustada y estupendamente narrada descripción del mundo de los fotolog, que en realidad es solo un reflejo de nuestra superficial sociedad.

  2. Viernes, abril 24, 2009 1:33 am

    A analizar la evolución del fotolog: facebook, donde ya no sólo la privacidad onanista es evangelizada si no que, si uno no está alerta, puede encontrarse dentro de esa espiral de vouyerismo público invocado por cualquier infraser (conocido, para más INRI).

  3. Viernes, abril 24, 2009 2:04 am

    O lo que es lo mismo, Tuenti, que segun me cuentan ha borrado al fotolog de la faz de la Madre Patria. Muy sintomatico. Porque sin en fotolog aun uno puede mantener al anonimato si lo desea, en Tuenti uno es quien es, todo el mundo lo sabe y uno puede entrar en esa espiral de tags ajenos y exhibicionismo no buscado que Don Higro menciona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: