Skip to content

La isla de Morel

Miércoles, mayo 20, 2009

Disculpen mi silencio. Me encuentro estos dias en un congreso sobre Imperialismo Institucionalista en una isla perdida en el Mediterraneo. Brilla un solo sol pero calienta tanto que parecen ser dos. Los habitaculos y sus proyectores, con los computadores y pupitres donde vamos desarrollando nuestros deberes resultan ridiculos en comparacion con el mar transparente y las serpientes enormes que, dicen, habitan entre la vegetacion seca y hostil que aqui llaman maqui. Un aparente sinsentido, hasta que uno comprende la genialidad del Premio Nobel que en los 50 construyo todo esto. Pero no me hagan mucho caso. Puede que todas estas impresiones sean un efecto de la insolacion, que mi piel ya comienza a irradiar, o de la mala comida.  Mientras lo aclaro, les dejo con este video que el bueno de raspa nos ofrecio hace poco en El Focoforo: un test footage, una prueba de color muda, en la que gentes en Eastmancolor repiten gestos, sonrisas, poses y las sostienen, las repiten, como los hologramas de Morel, como los habitantes de esa isla suya en los que todos nosotros nos convertiremos antes o despues. Yo ya estoy alli, en la playa. Les espero.

2 comentarios leave one →
  1. Miércoles, mayo 20, 2009 7:06 pm

    Larga vida a Bioy. ¿Cuando hablás de premio Nobel te referís al Nobel “moral” que comparte con Borges?

  2. gromland permalink
    Lunes, junio 8, 2009 6:11 pm

    Dior mío, los últimos segundos son completamente hitchcocknianos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: