Skip to content

Gran Perruno

Jueves, agosto 6, 2009

En el enciclopédico The Agency: The Rise and Decline of the CIA (1987), John Ranelagh describía con detalle las actividades de “La Agencia” durante los años 50, época en la que la paranoia imperante otorgó a la CIA tal autonomía que ésta pudo embarcarse sin problema en un sinfín de experimentos bizarros, incluido el célebre y ominoso proyecto MKUltra. Uno de los experimentos destapados por Renalegh fue el proyecto “Acoustic Kitty”, cuyo objetivo era convertir a gatos corrientes en potenciales espías. Para ello se implantaba a los felinos un micrófono y una batería y se les introducía una antena en el rabo. Múltiples y dolorosos intentos y modificaciones fueron necesarios (los mininos se empeñaban en abandonar sus tareas cuando les entraba hambre) antes de que se le pudiera encargar una misión al primer prototipo: infiltrarse en la embajada soviética en Washington DC. Sin embargo, el pobre gato fue arrollado por un taxi a los pocos segundos de ser soltado. Con ello no solo pereció el animal sino también el proyecto entero, cuyo coste total ascendió a 20 millones de dólares. Aún así sus responsables fueran felicitados por su ingenio en el informe final.

En 1999, el equipo del Dr Yang Dan consiguió conectar un ordenador al centro visual del cerebro de un gato. Un programa se encargaba de transformar en imágenes los impulsos eléctricos recibidos a traves de los  electrodos colocados en 177 de sus neuronas. Y como si se tratara de El Señor de las Bestias (Don Coscarelli, 1982) fueron apareciendo en la pantalla las imágenes de árboles y personas que en ese momento le estaban siendo proyectadas al felino a lo Alex de Large. Los resultados (Reconstruction of Natural Scenes from Ensemble Responses in the Lateral Geniculate Nucleus, The Journal of Neuroscience, 1999), abrieron la puerta a la posibilidad de grabar lo que una persona ve así como al control de dispositivos con el pensamiento.

En 2009 ya no es necesario acudir a dañinos experimentos e inhumanas intervenciones para ver a través de su mascota. ¿Quieren conocer qué hace su querido Pulgui en su tiempo libre? ¿Vigilarle acaso? ¿Desean que Calcetines espíe a sus vecinos o familiares? Pues ahora ya pueden adquirir por un módico precio una cámara para mascotas y colocarla en el collar de su mejor amigo. No quiero ni imaginar qué secretos podrán descubrir con ello.

Pets Eye View camera_on_dog_360

Por cierto, otros productos para mascotas aparecidos con anterioridad en este gabinete fueron el anorak para perros, los caramelos para el mal aliento gatuno y este bonito adminículo para los mininos más finos. Canela en rama.

2 comentarios leave one →
  1. Martes, agosto 11, 2009 10:25 am

    Y nuevos aires para la zoofilia. A ver cuanto tardan en incluir este ingenio los chicos de zooskool.

  2. elhombrecohete permalink
    Jueves, agosto 13, 2009 9:11 pm

    Mi bestiario dibujistico se amplía gracias a los Acoustic Kitties. Los hudminen y Simon (el gato del Amethyst http://tinyurl.com/ogutga) tienen, por fin, compañeros de juegos. Gracias Dr.!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: