Skip to content

El amor en los tiempos de la gripe

Lunes, agosto 17, 2009

brieva

gripe-beso

Encuentren las diferencias.

No es la primera vez que comienzo un post con una ilustración del maestro Miguel Brieva. Pero es que como pueden comprobar ustedes mismos, el parecido de su viñeta para Bienvenidos al mundo: Enciclopedia Universal Clismón (2007) con la imagen de los amantes mexicanos tomada en los primeros días del estallido griposo es glorioso. Bendita lucidez. Y es que parecen ya imposibles besos como los fotografiados por Doisneau o Eisenstaedt, por muchos raptos amorosos que tengamos o guerras mundiales que ganemos. Como nos previene el Colegio de Médicos de Gallardongrado, “Contacto físico, el justo”.

Pero “amar con cuidadito” será solo una de las transformaciones que las relaciones humanas experimentarán durante esta época de apocalipsis gripal. Se acabaron los hombres de negocios nerviosos en las colas facturación de los aeropuertos; las reuniones de trabajo se harán solo por videoconferencia. Ya no tendrán lugar eventos como el Festival Internacional Frioexterior, que durante estos días está congregando a miles de personas en espacios cerrados. Toda aglomeración humana se considerará un hervidero, una placa de Petri, un caldo de cultivo. Real o no, el peligro vírico nos transformará en aquella raza de las novelas de robots de Asimov, los Spacers: Pocos, dispersos, y sin apenas contacto los unos con los otros.

the_kiss

robertdoisneau1

En el siglo XX se besaba de verdad.

Pero no se preocupen. Nuestros gobiernos ya se han puesto manos a la obra para prevenir la catástrofe. Los colegios españoles podrán ser cerrados de forma preventiva si la gripe se desmanda. Y en otoño se iniciará en Reino Unido un programa de vacunación masiva que comenzara por las embarazadas, y otros grupos de riesgo, como los empleados sanitarios, hasta cubrir al 50% de la población. Pero tanta preocupación resulta sospechosa, ¿no creen?  Tanto espacio en los noticiarios, tantos desvelos por parte de nuestros  gobernantes. Cada año nos invade una gripe mutante, pero el revuelo no alcanza estos límites. ¿Qué hace esta amenaza distinta? Pensemos. Dos razones.

La gripe que nos suele asolar de octubre a febrero, el famoso Norovirus, de funestos efectos para nuestros aparatos digestivos y nuestros anos, afecta con mayor virulencia (risas) a ancianos y personas de débil salud, gente en la que  la sociedad gasta cuantiosas sumas en forma de pensiones y facturas sanitarias. En cambio, el H1N1 afecta al aparato respiratorio de personas jóvenes y en edad productiva, que muere en la flor de la vida, cuando aún contribuyen al sistema y a las arcas de ese terrible dios asirio, merecedor de todo sacrificio, llamado el Producto Interior Bruto. ¿Vendrá de ahí tanta preocupación, de la economía? ¿O será, simplemente, que los viejos nos importan un carajo?

gripe

El tejido productivo se prepara contra la gripe A.

La segunda explicación nos remite a la siguiente cita:

“El miedo es el producto mas valioso del universo. Enciende la TV. ¿Qué ves? ¿Gente que vende sus productos? No. Gente que te vende el miedo a no tener sus productos […] Miedo a envejecer, miedo a la soledad, miedo a la pobreza, miedo al fracaso. El miedo es nuestra emoción más básica. El miedo es fundamental. El miedo vende.”

Estas palabras no las pronunció nadie real. Provienen de Guerra Mundial Z, el libro de Max Brooks, otro lúcido como Brieva, sobre un hipotético estallido zombi, y correspondían al empresario productor de Phalanx, un medicamento no tan diferente del Tamiflú o de la vacuna que los estados están almacenando estos días, luchando entre ellos codo a codo para comprar cuantas puedan a las empresas farmacéuticas que la producen.

Porque la gripe A es un nuevo ejemplo del Síndrome de Cassandra, como lo fueron en su día el Efecto 2000, el terrorismo islámico o la gripe aviar. Vivimos en un mundo complejo, incierto, en el que nada parece tener sentido y cuyo funcionamiento ya nadie parece entender. Solo divisamos amenazas vagas, horrores etéreos, que presuntamente hacen peligrar nuestra forma de vida. Nacen nuevas supercherías, hasta el punto de que decir en público que el apocalipsis de temporada es una mera tontería parece colocarte el primero en la lista de los que caerán (“Ya verás, ya verás”). Ante estas inquietudes, los gobiernos, en los que ya no creemos, de los que ya no esperamos que nos guíen a un futuro mejor, optan por protegernos, o al menos por aparentar que lo hacen, y para ello toman medidas urgentes y anuncian paquetes de políticas extraordinarias. Como si estuvieran afectados por una versión política del Sindrome de Munchausen por poderes, producen y perpetúan la intranquilidad en los ciudadanos para poder luego curarnos. Y en el proceso, unos cuantos se benefician de ese tráfico del miedo.

Así que, parafraseando al Pianista, a todo el que me niegue un beso o un abrazo con la excusita de la gripe, le voy a mandar a tomar por culo de una vez y para siempre.

7 comentarios leave one →
  1. Lunes, agosto 17, 2009 10:09 pm

    ¡Bravísimo! Esto le confirma a usted como el Usain Bolt de la blogosfera.

  2. Lunes, agosto 17, 2009 11:21 pm

    —Hola, querida. Berdoda el retraso. El tráf…
    —¿De dónde vienes a estas horas? ¿Por qué te moquea la nariz?
    —Do es lo que badece, ed serio. Es que he cogido algo de frío.
    —¡Ay! ¡Nuestro amor se ha ido a hacer gárgaras por una griposa cualquiera!

  3. funes permalink
    Martes, agosto 18, 2009 9:08 am

    Dr. Zito, una maravilla de entrada, para complementarla, aqui tiene un link con la historia del desarrollo del Tamiflu.

    http://www.nzzfolio.ch/www/d80bd71b-b264-4db4-afd0-277884b93470/showarticle/52e8d9fe-7076-4440-998f-b0afe1d1dd31.aspx

    Super inquietante el últimoo parágrafo que reproduzco abajo. Desde entonces 2 pandemias (o histerias) mundiales contestaron muchas de las preguntas. Como dirian en mi pueblo, nos la meten doblada…
    “Since Tamiflu will sell well only if people modify their behaviour, (…) the drug will take considerably longer than normal to establish its place in the market: “I would say five to ten years.” Whether Tamiflu develops into a big seller will depend on a number of factors: How severe are future influenza outbreaks? Will rapid diagnostic tests for influenza become available? Will there be a pandemic? What rival products will be introduced?”

  4. Jueves, agosto 20, 2009 11:12 am

    Genial artículo, te he agregado a mi blogroll.

    Un abrazo.

  5. Lunes, agosto 24, 2009 12:38 pm

    En todo de acuerdo: muy en la onda de lo que denunciaba Michael Moore en “Bowling…”: tú mete miedo, que algo (de dinero y borregos) cosecharás. Saludos post-estivales. AM

  6. alvaro permalink
    Martes, septiembre 15, 2009 3:12 pm

    ¿El H15N1 es la llamada gripe porcina o la gripe estacional?

  7. Martes, septiembre 15, 2009 4:02 pm

    Hola alvaro. En realidad es la H1N1 a la que me referia, lo he corregido ya. Y si, es la gripe porcina. Bienvenido!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: