Skip to content

No hay quinta mala

Martes, septiembre 15, 2009

Releyendo la última entrada antes de esta pausa de tres semanas, me descubro anunciándoles respuestas a preguntas que no formulo. Un juego injusto por mi parte. El caso es que hoy comienza la nueva temporada de El gabinete del Doctor Zito, la quinta ya, y qué quieren que les diga, respuestas tengo pocas. Lo único que parece del todo claro es que, contrariamente a lo que presagiaban las constelaciones y las entrañas de los animales sacrificados en la intimidad del Cubil Zito meses atrás, habitaré los Fríos Exteriores al menos un año más. No habrá cambios de aires, aunque si el pelirrojismo de R continúa combustionándome a pesar de la distancia habrá múltiples visitas al mundo de los humanos que ustedes habitan, en particular a Modernona.

Releo también los objetivos del pasado, de casi hace doce meses y me siento satisfecho, como un político triunfante en mitad de legislatura, por haber cumplido muchos de ellos, incluida la apertura de nuevas consultas como el Zitoblip y La mirada del abismo. Queda la asignatura pendiente de El Prisionero, que continuaré visitando para Elitevisión con las esperanzas puestas en algún día escribir el libro definitivo sobre la serie (si alguien tiene a bien publicarlo), y de Microcritic, donde podrán encontrar una microreseña mía cada viernes. Pero ante todo permanece la ilusión renovada de seguir contándoles cosas, temas y formas que no encontrarán en ninguna otra parte, resistiendo al decaimiento de la blogosfera casi por pura cabezonería, aparte de por curiosidad infinita. Tampoco olviden visitar El Focoforo, donde podrán encontrar de todo, pero en especial un inusualmente elevado porcentaje de mentes preclaras dispuestas a defendernos de la entropía.

Al releer los dos párrafos anteriores me pregunto si no me estaré convirtiendo en una de esas series de televisión, uno de esos culebrones de nuevo rostro, en las que en cada nueva temporada todo parece cambiar para en realidad continuar como estaba.

Pero el caso es que seguir adelante es la única respuesta.

Stay glued to your TV set!

4 comentarios leave one →
  1. Martes, septiembre 15, 2009 10:51 am

    Zito jumps the shark? No es malo, créame. En Fringe se pasan todo el día saltando el tiburón.

  2. Noel permalink
    Martes, septiembre 15, 2009 5:43 pm

    ¡Pues viva! A seguir así, Doctor.

  3. Minizita permalink
    Martes, septiembre 15, 2009 11:06 pm

    !!Zito ha vuelto¡¡ !!Zito ha vuelto¡¡ Gracias por la alegria.

  4. Sábado, octubre 10, 2009 1:26 pm

    Estimado Doctor, deseo de todo corazón que continúe con sus reseñas del prisionero. No hay día en que me acueste sin rezarle al dios supremo para que le de fuerzas, y complete el análisis de la serie. En mi triste condición de ciego, soy incapaz de indagar en lo que se esconde tras la superficie de la serie. Soy consciente de que tengo algo divino delante, pero no consigo interpretar las señales que me llegan. Cuando descubrí elitevisión, y en ella sus reseñas del prisionero, sentí como si me devolvieran la vista. ¡Podía ver! Pero el gozo sólo duró 11 episodios, y los 6 que faltan son una espina clavada que me duele al caminar y me impide mirar adelante.

    ¡Devuélvame la vista Dr. Zito! ¡Se lo suplico! ¡Haga feliz a un pobre ciego!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: