Skip to content

Apocalypse fashion

Miércoles, octubre 28, 2009

apoc

Apocalipsis: Lo que va sucediendo, lánguidamente, mientras nos entretenemos viendo películas sobre el fin del mundo.

Enciclopedia Universal Clismón.

Cuando recientemente fui al cine a ver The Surrogates de Jonathan Mostow, en cierto modo la versión clasicorra del delirio de similar premisa que representaba el Gamer de los adrenaliticos Neveldine/Taylor, dos de los cuatro trailers que antecedieron a la proyección correspondieron a películas de tintes apocalípticos, ambas con títulos numéricos pero de muy diferente catadura: 2012 de Roland Emmerich y 9 de Shane Acker. La primera representa la hipérbole absoluta del cine de desastres, pues la causa del fin del mundo es puramente sobrenatural e irreversible, una carrera por la suipervivencia bigger than life. La segunda tiene la dominación del hombre por las máquinas como trasfondo, aunque se interesa menos por la catástrofe que por los eriales resultantes. Pero no solo los trailers. De hecho, The Surrogates también contiene unos planos finales apocalípticos, con las calles de Boston repleta de cuerpos inanes. Y es que el fin del mundo es puritito mainstream.

Puede ser que, como decía Susan Sontag en su ensayo La Imaginación del Desastre al respecto de la serie B de los 50, la misión del cine catastrofista es la de distraernos de nuestros terrores y de normalizar lo innormalizable, hasta el punto neutralizar la amenaza haciéndonos insensibles a ella. O puede que, como decía Vigalondo, nos produzca “cierta sensación de orgullo ser, quizá, la última generación antes del desastre definitivo,” y por ello nos regodeamos en las fantasías apocalípticas. Yo me quedaré con una explicación más simple. En este punto del siglo XXI contemplamos el progreso como una ilusión. Somos conscientes de que nuestros estándares de vida son peores que los de nuestros padres y tememos que, aún así, éstos serán mejores que los de nuestros hijos. El porvenir ya ha pasado, y contemplamos su advenimiento con ansiedad. Cualquier tiempo futuro será peor. La cultura simplemente manifiesta esos temores, esa necesidad, que media entre el gozo y el exorcismo, de representar El Desastre.

El siguiente paso, cómo no, es que El Apocalipsis se transforme en negocio. Que, trashaber permeado nuestro subconsciente, se mercantilice y se haga presente más allá de las pantallas y los cines. Que llegue a nuestra vida cotidiana. Que llegue a la moda.

Steven Meisel, fotógrafo visionario y de ideas transparentes del que ya hemos hablado por aquí, avanzó este fenómeno en su reportaje para Vogue Italia de Noviembre de 2003: Modelos semidesnudas y abúlicas, que merodean por descampados, extensiones yermas, gasolineras abandonadas, desiertos radioactivos, apenas cubiertas con pieles, sometidas a un sol abrasador, tumbadas como cadáveres sobre el asfalto y la arena.

5

22663_nov03_d_123_177lo

El mes pasado, en el marco de la Modernona Fashion Week, Romaine Kremer presentaba unos modelos ideales para el mundo del Apocalipsis gripal. Jerseys que llegan a tapar la boca, perfilando los labios, evitando el contagio, y que nos permiten combinar higiene, estilo y sex appeal. Qué maravilla.

phpThumb_generated_thumbnailjpg

6a00d8341c76e453ef0120a54bf968970b-400wi

6a00d83451e09969e20120a5b1e41a970c-400wi

Otro ejemplo nos lo trae el dúo de diseñadoras y hermanas que opera bajo el nombre de Rodarte. Su colección de primavera para 2010, presentada entre vapores, muestra un conjunto de ropas quemadas y desgajadas hasta verse convertidas en harapos, y que nos dejan ver tatuajes tribales sobre la piel de las modelos, erigidas en princesas de estercolero, de morralla postapocaliptica, amazonas a lo Mad Max dueñas de los páramos que cubrirán La Tierra una vez la civilización como la conocemos se haya extinguido.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: