Skip to content

Ballard killed the radio star

Miércoles, enero 20, 2010

El lunes de la semana pasada, servidor fue invitado a participar en ¿Quieres hacer el favor de leer esto por favor?, el programa pilotado por Carolina León y Elena Cabrera en Radio Carcoma. El motivo de mi presencia era departir sobre JG Ballard poco después del fin del 2009, el año en el que nos dejó para siempre.

Fue mi primera intervención en la radio (aunque no la primera vez que mi voz toma las ondas; ahí están los podcasts junto a Mario Vírico sobre James Bond y Lo oculto). Y lo pasé rematadamente bien. Hablamos de la puntos de inflexión en la vida de Ballard a propósito de su autobiografía Milagros de vida (2008), de cómo su estancia en el campo de reclusión de Shanghai y su vuelta a una Inglaterra exhausta tras la guerra afectaron a su prosa y a sus ideas. Surgió la consabida pregunta sobre si Ballard fue de verdad un autor de ciencia ficción y glosamos su intensa influencia sobre la música pop (incluido el Video killed the radio star de los Buggles). Después entró en antena Jordi Costa, poderoso y modesto como él solo, hablando sobre la exposición que comisarió en el CCCB hará cosa de un año sobre el autor de La exhibición de atrocidades. Al final discutimos sobre Lo ballardiano, sobre su presencia en nuestras vidas y antes de acabar con una apología de la píldora anticonceptiva como instrumento creativo, decidimos que era imperativo twittear todas sus novelas a golpe de 140 caracteres como si fuéramos unos Pierre Menard modernos.

Lamentablemente, si no pudieron escuchar todo esto en su día, jamás podrán hacerlo. Y es que debido a un problema técnico el programa no se grabó y quedó flotando en alguna ignota longitud de onda. Queda, eso sí, el torrente de twitters que el programa generó y que pueden recuperar en esta entrada en el blog del programa. Si les sabe a poco, les recuerdo estos dos posts canónicos del gabinete: el primero, en el que me declaro ballardiano a corazón abierto, y el segundo, en el que escribo un obituario del maestro. Y si aun así quieren más de Zito y Ballard, invítenme a café y pastas en su propio domicilio o a bebidas etílicas en algún local infecto. Acudiré gustoso.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: