Skip to content

Y ahora, dos listas más (I)

Viernes, enero 22, 2010

¿Creían que a estas alturas de Enero ya se habrían librado de todas esas listas con “lo mejor del 2009”? Pues se equivocaban. Hoy les traigo una recopilación de los discos publicados durante el último año y que más insistentemente han sonado en este, su gabinete amigo. No me atrevería a decir que son los mejores de todos los aparecidos, ni mucho menos, pero sí que son una muy agraciada fuente de gozosos sonidos. Algunos nombres le resultarán obvios, otros (espero) ignotos. Casi todos son regresos, lo cual supongo dice más sobre cuánto he estado al tanto de la actualidad musical durante los últimos doce meses que sobre la calidad de la cosecha del año. Sea como sea, hay esperanza, porque en varios casos se trata de estupendos segundos discos, precisamente ese campo de batalla en el que los baluartes del hype solían terminar heridos de muerte. En cualquier caso aquí los tienen, listados sin un orden particular.

–          The Joy Formidable. A Balloon called Moaning. Estrictamente hablando se trata de un EP, pues solo cuenta con ocho cortes, pero son todos de una intensidad que no se recordaba desde el Loveless de My Bloody Valentine. Nitroglicerina emocional, apropiadísima para deshielos afectivos y estados alterados de serotonina, entusiasmos variados y saltos al vacío, y que terminan dejándonos con ganas de más. Mientras esperamos su continuación, pongan The greatest light is the greatest shade en repeat. Es una orden.

–          Richard Hawley. Trueloves’ Gutter. En las antípodas se encuentra este crooner que regresó desbocado y magnífico tras el relativo despropósito de su anterior álbum, Lady’s Bridge (2007). Relativo porque, no nos engañemos, Hawley ofrece siempre similares sabores. Lo que ocurre es que, como buen artesano, sus obras son de calidad variable. Su última entrega es más ambiciosa y altisonante, más dada a las oleadas grandilocuentes que a los retiros íntimos. Y Open up your door es la más perfecta oda al amor que ha escrito en toda su carrera.

–          Jarvis Cocker. Further Complications. Como dijimos ya hace un tiempo, este es otro titán que vuelve por sus fueros. Su segundo disco tras la implosión de Pulp consigue desactivar los recelos que generó su debut. Cocker por fin se revela totalmente como lo que es. Un Serge Gainsbourg macarra y pasado, con demasiada clase como para llegar hasta el final (al menos en público) pero demasiado apasionado como para no emborracharse en un bar de striptease mientras le pone billetes en el tanga a tu hermana. Si parece exagerado, escuchen Fucking song.

–          The Horrors. Primary colours. Esto si que no se la esperaba nadie. Putas del NME, carne de cañón de la Kerrang!, The Horrors eran los niños mimados de la prensa musical y el terror de los promotores de conciertos. Prometedores, poco más. Sin embargo, este pasado Mayo se sacaron de la manga un discazo. Decir que se han madurado equivaldría a insultarlos. Me conformaré con decir que se han asentado, y que, como sucede con muchos fluidos peligrosos, así es posible apreciar mucho mejor sus verdaderas cualidades.  Pueden comprobarlo en Sea within the sea, su híbrido bastardo de Joy Division y Neu!


–          Gossip. Music for Men. Otro segundo disco que triunfa. Fulgurante, arrollador, abrasador. Allí donde los Franz Ferdinand fracasaron, los Gossip salen invictos. Más electro, menos soul, la mezcla de nuevas dosis de electrónica con la arrolladora voz de Beth Ditto resultó en un disco que rezuma amor hipersexualizado. Four letter word es el tema clave para follar hasta hacer arder la noche.

–          Desire. II. Johnny Jewel, el 50% de Glass Candy, se embarca en otro proyecto, otro más, y vence de nuevo. Tonos nocturnos y etéreos, sugerentes voces afrancesadas y ecos de Cocteau Twins, Desire son menos bailables y febriles que otras empresas de Jewel, más entregados a la causa de los amores descalabrados y obsesivos. Les garantizo que si reproducen su If I can’t hold you a avanzadas horas de la madrugada, su música comenzará a enredar el aire hasta atraparle a usted y a quienquiera que se encuentre cerca en un cortinaje irresistible.

Pasen un buen fin de semana. El próximo lunes les traeré la segunda lista, la de las películas del 2009. ¡Ahú!

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: