Skip to content

Sprawl

Viernes, mayo 21, 2010

Disculpen mi parquedad reciente pero es que estas semanas han sido muy ajetreadas aquí en los Fríos Exteriores, con constantes visitas, de aquí para allá, que me han tenido ocupado, para variar, en el mundo real. Sé que ustedes han guardado bien el fuerte mientras tanto y que el gabinete sigue tan lustroso como siempre. Ahora ya pueden relajarse, estoy de vuelta. Pero dejémonos de prolegómenos y vayamos a lo esencial. Hoy quisiera seducirles con un librito del que llevo queriendo hablarles literalmente años. Una pequeña joya de la Biblioteca Zita que despertó mi interés por temas relacionados con el urbanismo. Se trata de A field guide to sprawl, que en castellano podríamos traducir como “Una guía de campo de la dispersión urbana”, escrito por Dolores Hayden, profesora de arquitectura en la Universidad de Yale.

El sprawl o dispersión urbana o urbanización por derrame (ya conocen la facilidad anglosajona para resumir conceptos en una sola palabra) es un fenómeno que consiste en la rápida expansión de una urbe y sus suburbios, generalmente por fagocitación de terrenos rurales de la periferia, y que se produce por la construcción masiva de urbanizaciones, centros comerciales, autopistas, cadenas de comida rápida, aparcamientos y vertederos. Esto crea paisajes de muy baja densidad de población, amplios, casi desérticos, adecuados para la escala y la velocidad de los coches, no de las personas. El sprawl no es privativo de Estados Unidos, que es el país sobre el que naturalmente Hayden escribe. En Europa y especialmente en España el fenómeno ha sido virulento. No tienen más que echar un vistazo a los suburbios de sus respectivas ciudades para comprobarlo. Por un lado tienen la proliferación de retail parks o parques comerciales cerca de nudos de autopistas y circunvalaciones, siempre acompañados de franquicias de comida rápida, incluidos drive-thrus, en los que reponer energías entre compra y compra. Por otro lado, tienen el “ladrillazo” residencial, ahora en pausa por La Crisis. En aquella era de bonanza ladrillesca, el ciudadano conocido como Paco El Pocero y sus epígonos se hicieron millonarios a base de edificar urbanizaciones en terrenos recalificados, frondosos o baldíos -daba igual- siempre con materiales baratos y sin ofrecer los servicios públicos indispensables como alumbrado y alcantarillado. Esta fulminante expansión por derrame suburbano se producía con la connivencia de los ayuntamientos, cuya financiación depende en gran parte de los impuestos sobre bienes inmuebles (sin mencionar las privilegiadas relaciones de algunos promotores con políticos municipales). Una vez construidos, los residentes de estos enclaves se las veían y se las deseaban para que los consistorios respectivos les ofrecieran estos servicios, a costa del resto de contribuyentes locales, y no siempre con éxito, como ocurrió en el curioso caso de Valdeluz, la ciudad para ricos construida cerca de Guadalajara que incluso gozaba de estación de AVE pero que terminó formidablemente abandonada.

Aparquemos por un momento estas consideraciones que supongo ustedes ya conocen y volvamos al libro que nos ocupa. He mencionado a Hayden como la autora del texto, pero eso comete una injusticia para con Jim Wark, el autor de las decenas de fotos que completan A field guide to sprawl. Y es que lo que hace maravilloso a este librito es que es en realidad un diccionario, un diccionario de términos de sprawl ilustrado con fantásticas fotografías aéreas. De la A a la Z, Hayden y Wark van desgranando uno a uno cincuenta y un términos usados frecuentemente por promotores y arquitectos, una jerga a veces impenetrable, de un ingenio fabuloso otras, que luego ejemplifican con imágenes. Así por ejemplo, bajo estas líneas pueden ver un Alligator, una propiedad de valor casi nulo, que ha sido subdivido tantas veces para su venta que ha convertido la orografía del terreno en la piel de un reptil.

O un Boomburbio, un Sitcom suburb” de expansión vertiginosa, como este en California,

pero que parece un bebé comparado con un Zoomburbio, como esta enormidad en Virginia.

Esto de abajo es un Clustered world o mundo cerrado, formado por casas unifamiliares (y vidas) completamente intercambiables,

que a su vez es una versión modesta de las Privatopias, urbanizaciones valladas y con normas de conductas para sus residentes que harían las delicias del JG Ballard de Noches de la cocaína o Milenio Negro.

Otro de los atractivos de A field guide es que, contrariamente a las bucólicas y amables fotos aéreas de Yann Arthus-Bertrand (¡puag!), Hayden y Wark exponen la cara más sucia, industrial y residual de los procesos de expansión urbana. Así el librito también contiene imágenes de centro comerciales y auto-cines derruidos, vertederos de basura y de neumáticos, torres de antenas,  sombrías centrales eléctricas y fábricas derelictas, como este TOAD (“Temporary, Obsolete, Abandoned or Derelict site”, aunque también traducible por “sapo”) en Ohio.

Todas estas fotografías y los agudos textitos que las acompañan van haciéndonos comprender las dinámicas implícitas del sprawl. Por ejemplo, el uso constante del coche crea la necesidad de aparcamientos, islas de asfalto que a su vez generan enormes cantidades de calor que solo pueden ser combatidas con aire acondicionado, lo que dispara el consumo energético.  O las proliferación de agrupaciones de lo que Hayden llama “category-killers”, almacenes especializados en un tipo de productos (IKEA, Media-Markt, Leroy Merlin) con un diseño arquitectónico de “Gran caja”, repetido y uniforme, que no son más que almacenes transitorios de emrcancias (del camion a la Gran caja, de la Gran caja a su hogar) que terminan por expulsar a los comercios tradicionales (no necesariamente para mal, he de admitir). O las McMansions, casonas grandilocuentes de estilo confuso y dudoso, muchas veces prefrabricadas en diferentes estilos y sabores, como aquellas en las que viajaban los personajes de Monstruos Invisibles de Palahniuk, y cuya multiplicación se debe a los incentivos fiscales concedidos a las hipotecas, que crecen en proporción con el tamaño de la casa que se compra.

El propósito de A field guide to sprawl es nombrar todos estos conceptos para darnos así un instrumento de combate. Es difícil luchar contra aquello que no puedes nombrar y por eso el libro ayuda a que nuestra mirada se cargue de sagacidad crítica. Si aún así no quedan convencidos, quédense al menos con las fotografías, hermosísimas, en ocasiones rayanas con lo abstracto, estampas en las que probar a perderse fijándose en cada detalle -puertas, ropa tendida, piscinas- penetrando en las vidas de otros, imaginándolas.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. Lunes, mayo 24, 2010 3:36 pm

    Como bien decía un amigo americano, una cosa es un zoomburbio tipo “American Beauty”, y otra, uno tipo “Rivas Vaciamadrid”. Interesante, y piense Vd. las conexiones con el cine. Saludos, A.

  2. Martes, mayo 25, 2010 12:31 am

    Tiene usted mucha razon, Don Andres. En forma y fondo esta es una vision a vista de pajaro del fenomeno. El cine nos ayuda comprender el sprawla pie de suburbio.

  3. Domingo, junio 6, 2010 12:08 pm

    Un documental que podría complementar al libro que zita el Dr. Zito

    The end of suburbia (El fin de las afueras).2004 (Documental en V.O.Subt.Spanish.Español)

  4. Lunes, junio 7, 2010 9:37 pm

    En el blog BLDGBLOG (que no sé si frecuenta, de no ser así seguro que le interesa) tratan de vez en cuando este tema de las geometrías locas de los suburbios. Sin ir más lejos, esta entrada de hoy ( http://bldgblog.blogspot.com/2010/06/species-of-spaces.html ), o este otro ( http://bldgblog.blogspot.com/2010/03/california-city-expedition-update.html ) sobre California City, o un montón de post sobre las islas artificiales en los cayos de Florida con sus geometrías surrealistas.

    Ballard podría hacer una nueva “Isla de cemento” con un hombre que se pierde en una urbanización laberíntica.

  5. Viernes, junio 11, 2010 1:05 am

    Padawan, ddaa, muchas gracias por sus recomendaciones. Tienen una pinta estupenda. Este es un tema que me interesa mucho asi que seguiremos tratando sobre el aqui.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: