Skip to content

Especial huelga general: Porqué hay que ir

Miércoles, septiembre 29, 2010

¿Por qué seguir una huelga general convocada por unos sindicatos inoperantes contra una reforma laboral irremediable?

Las razones son apabullantes, pese a estos condicionantes o, quizá, por ellos mismos.

Aclaremos las cosas. La sindicatos mayoritarios (sí, esos dos que ustedes saben) son unas organizaciones decadentes, complacientes y obsoletas, con un peso cada vez menor en la sociedad española. Merecidamente. Eso no significa que sean prescindibles o innecesarios. Al contrario. Son más necesarios que nunca. Pero no estos, no así. Precisamente porque nos merecemos unos sindicatos mejores, más democráticos, más transparentes y modernos, hay que ir a la huelga. Pese a ellos.

Sí. La reforma laboral es irremediable. Porque los mercados lo requieren, porque es el parche más sencillo del que el gobierno dispone para arreglar una economía que se desinfla como una lancha pinchada en medio del océano. Porque las elecciones están a la vuelta de la esquina, y porque el gobierno no quiere o no sabe hacer otra cosa. Por su incapacidad, porque La Crisis requiere soluciones imaginativas y no cortoplazistas, hay que ir a la huelga.

A mediados de los 80 el Partido Socialista aprobó una reforma laboral que instauró la temporalidad. El mercado laboral en España se segmentó en consecuencia. Por un lado contratos que blindaban puestos de trabajo haciéndoles casi intocables, contratos inamovibles que protegían a los sectores y trabajadores menos productivos, herencia del uso que los dictadores siempre han hecho de la estabilidad laboral. Por otro lado, unos contratos basura, de usar y tirar, que generaron una temporalidad furiosa. Jóvenes contratados durante la semana, despedidos el viernes, recontratados el lunes, engarzando periodos de actividad y desempleo que son usados por los empresarios para aprovechar subvenciones y ventajas. Un modelo ideal para generar empleo en un breve periodo de tiempo, un modelo ideal para la industria del turismo y la construcción, un modelo que crea muchos puestos de trabajo en periodos de bonanza para destruirlos brutalmente en cuanto asoma la crisis. Un modelo que no incentiva al empresario a invertir en la formación de sus empleados. Un modelo que genera subempleo, precariedad, con poco mencionadas repercusiones sociológicas, en los modelos de relación sentimental por ejemplo. Un modelo incapaz de generar un crecimiento estable y sostenido y que ha condenado a varias generaciones. Esa fue la reforma que aprobó un gobierno del mismo signo que el actual. Y esa es básicamente la reforma que se ha aprobado ahora. Una que no cambia la situación sino que la acentúa.

Ahora bien. Lo que nadie se atreve a decir desde “el oto lado” es que una reforma laboral es necesaria. Lo que nadie se atreve a decir es que facilitar el despido es necesario. Pero no es necesario ni beneficioso hacerlo como se nos impone. La solución pasa por erradicar la temporalidad, favorecer los contratos indefinidos, haciendo el despido más sencillo, mientras que al mismo tiempo se mejora el trato de los autónomos y se facilitan los trámites para la creación de empresas, reduciendo el papeleo y la burocracia, para que la únicas salidas laborales de los jóvenes dejen de ser el infraempleo y el funcionariado. Porque esta no es la reforma que necesitamos, hay que ir a la huelga.

Pero eso no es todo. Volvamos por un momento al McDonalds en el que trabaja Minizita, ese en el que la consola robada aún no ha aparecido. Minizita es la única de sus sesenta y poco empleados que va a hacer huelga, que está haciéndola mientras escribo estas líneas. Cuando se lo dijo al resto de sus compañeros muchos le dijeron que estaba loca. Que cómo podía hacer huelga con lo mal que están las cosas. Un ejemplo paradigmático de la inversión de la realidad que causa la alienación. Otros le dijeron que no se podían permitir perder el sueldo de ese día y mientras le decían eso miraban absortos no se qué en su Iphone o se quejaban de no poder pagar las letras de su nuevo coche. Otros le confesaban a escondidas que no hacían huelga por temor a represalias. Minizita se lo comunicó a sus jefes. El gerente le advirtió de que iban a descontarle mucho de su sueldo. “El Estado te multa por hacer huelga ¿lo sabías?”. Minizita no se lo podía creer. Les preguntó si le estaban tomando el pelo. El gerente y la secretaria encargada de las nóminas se ofendieron. De verdad creían en lo que estaban diciendo. De verdad creían que por ir a la huelga tenían que multarla. Sí, ellos, los que se encargan de las nóminas, de las altas y las bajas. “Te van a quitar tanto dinero que se te van a quitar las ganas de hacer huelga,” le dijeron. A la semana siguiente, la semana pasada, Minizita fue asignada a la limpieza de baños y cocinas en las peores horas del día.

Por eso, por los trabajadores alienados, por los trabajadores dormidos que ven el mundo al revés, que aceptan la miseria que se les impone, orgullosos, ciegos, convencidos de las mentiras y las mezquindades de un empresariado que les maltrata sin remordimientos, de un empresariado que se encuentra entre los más cerriles, garrulos y poco preparados del mundo, por eso, por todo eso, hay que ir a la huelga.

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. Miércoles, septiembre 29, 2010 1:29 pm

    Gran post el suyo, Zito, textos así son necesarios para hacer entender a la gente la realidad que vivimos. Pena que precisamente a los orgullosos y los ciegos, jamás vayan a leer esto.

  2. Miércoles, septiembre 29, 2010 2:56 pm

    Huelga no es anarquía si no los huelguistas serían terroristas natos. ¿NO?

  3. Miércoles, septiembre 29, 2010 4:06 pm

    Estimado Dr: aquí me encuentran sus brillantes líneas, haciendo una pausa entre mi participación en un piquete informativo en Ibi y la concentración convocada para las 7 de la tarde en Alicante; y una, doctor, tiene que comer en algún momento… Es agotadora esta huelga tan injustamente mal secundada. De los motivos que propone para la misma me quedo con todos y cada uno tal que si fueran los míos propios, más después de haber observado durante toda la mañana la apatía en los rostros de quienes me han llamado valiente en mi cara y tonta a mi espalda; me estoy refiriendo aquí a 98 compañeros de una plantilla de 100. Así de triste resulta la estádistica. No tan triste como la vana esperanza de quienes creen que por no hacer nada debido a la precariedad de sus contratos no sufrirán ninguna represalia: y, desde aquí, si no le importa, se lo digo a todos ellos, señores: los contratos temporales expiran hagan ustedes lo que hagan. Y a los fijos y veteranos de empresa: no me sean comodones que los puestos de trabajo no se heredan y están robándoles a sus hijos lo que a nosotros nos dieron nuestros padres, ya sea trabajo digno con digno salario y si no es posible, al menos una concienca.

    Siendo como son las cosas, me toca ser democrática y aceptar de una vez que es cierto que cada país tiene el gobierno que merece y que en España la mayoría pasa.

    Por favor, transmítale a Minizita mis más cordiles saludos y mis mejores deseos para con su futuro laboral.

  4. Miércoles, septiembre 29, 2010 6:29 pm

    El Malestar está ahí. Pero a nadie le gustan que le cojan su cabreo y se lo conviertan en una cosa de politica de cara a la galeria, que es lo que es esta huelga a destiempo, unos flashes y unas fotos para la clientela sindical.

    Esta huelga hoy no tiene ningun sentido, nada, cero. Hace seis meses, quizás, hace aun más, hubiese sido algo preclaro, heroico, necesario.

    Si una huelga tiene por objeto conseguir unas reivindicaciones concretas de un gobierno determinado, esta huelga a toro pasado tiene nula capacidad de influencia, es un lavado de cara.

    Yo hace meses pedía un dia de ira a la griega. Todos quedaron apoltronados. Bien metiditos en sus poltronas. Esta ha sido una no huelga, y las perdidas empresariales se traduciran en mas despidos.

    Como usted dice, se ha segmentado el mercado de trabajo, y los sindicatos, no nos engañemos, han quedado como los defensores de una clase de asalariados, los más favorecidos, abdicando de representar al resto.

    Las arengas y los puños en alto, y las inconcretas condenas a “los mercados” y la caida del burro a lo San Pablo, en cuanto a ZP, no sirven de nada, no le sirven de nada ni al temporal, ni a los millones de parados los cuales no tienen un sindicato que los defienda. Estos sindicatos lo son de clase, de una clase de obreros con derechos adquiridos, a expensas del resto.

  5. Jueves, septiembre 30, 2010 12:15 am

    Saludos Dr. Zito, sin embargo no estoy de acuerdo en que la huelga de hoy vaya a servir de algo. Para empezar no hay conciencia colectiva… Pero qué le voy a contar a un filósofo de su calado!

    Algunos (o muchos?) llevamos ya un tiempo en la más eficaz huelga: nos fuimos del país. La Bestia de sistema que tenemos solo morirá de hambre, si acaso. Creo que desde dentro (de su estómago?) resulta imposible de dominar. Mientras quede un gota de sangre en los jóvenes españoles, la seguirá sorbiendo con la cañita del Mc Donald’s.

    Por eso me fui, yo que no soy tan joven, después de probar las mieles del ‘autonomato’. Y volveré, al sol y las playas, cuando me lo pueda permitir. Ahora no, que aquí en las tierras septentrionales me dan muy pocas vacaciones aunque no se vive nada mal.

    Suerte por la tierra madre, y no paguéis muchos impuestos!

  6. Viernes, octubre 1, 2010 9:38 am

    Y pese a todo, al final, la gente no fue….

  7. Minizita permalink
    Viernes, octubre 1, 2010 1:14 pm

    El McDonalds abrió. Lo más curioso de todo es que no solo no cerraron ni sufrieron la ira de algún piquete, si no que fue un gran día en la venta de hamburguesas. Gran parte de la gente que se manifestó o que simplemente aprovechó el día para salir a pasear por un centro cortado al tráfico, eligió el McDonalds para comer.
    El mundo al revés.

    • jaimita permalink
      Lunes, marzo 4, 2013 3:33 am

      La cosa no acambiado mucho y creo que eres mui valiente al escribir lo que apasado y sige asi

  8. jaimita permalink
    Lunes, marzo 4, 2013 3:28 am

    Minizita se qu a estas fechas por una conocida que no apadecido la wii y en el 1012 la guelga que abido tanpoco cerro le pintadon los cristales y pusiedon pegatinas pedo sigio abierto y oi en el2013 las cosas sigen igual

    • jaimita permalink
      Viernes, noviembre 8, 2013 5:47 pm

      Las cosas van a peor contratan ajente pada que me machaquen en el pediodo de prueba pada echarlos despues y si llebas tiempo trabajando y no les interesa buscan las tres patas al gato minicita edes mui valiente y gracias por noo callarte no todos podian abrid la boca por no perder el puesto de. trabajo un abrazo cuidate

Trackbacks

  1. Tweets that mention Especial huelga general: Porqué hay que ir « El gabinete del Dr Zito -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: