Skip to content

El fin del exilio

Jueves, noviembre 25, 2010

Hace poco más de siete años desperté aquí, en los Fríos Exteriores, reino en el confín del mundo en el que desde entonces he vivido en el exilio. Aquel fue un despertar, como todos los míos, lento y pausado. Tomó tiempo, oscuridad, lluvia y heladas hasta que comencé a abrir los ojos.

Hace casi seis años abrió este gabinete, nacido una tarde de febrero en un hotel recóndito, y en él he vertido desde entonces mis egopatías y mi curiosidad, he disfrutado de la compañía y el consejo de personas que han venido, se han quedado, se han ido. Gracias a él he conocido a gentes asombrosas, en lo virtual y en lo real. He encontrado novias, exnovias, amigos, enemigos, criaturas fantásticas, fabulosos mundos inexplorados, calor y abrazos. Mientras tanto la blogosfera se ha trasfigurado por completo, se ha ido transformando de diario en tertulia, de tertulia en comunidad cercana, de comunidad cercana en dispersión anónima y absoluta. Todo ha cambiado aunque yo haya seguido aquí, en estos Fríos Exteriores (en especial en esta época del año), con idas y venidas, dos despachos, cinco apartamentos y visitas frecuentes al Mundo de los Humanos, visitas que servían para sacia mi secreta esperanza de regresar a la Madre Patria.

Hoy puedo decir que el exilio por fin ha terminado.

En enero me mudaré a esa ciudad de felicidad y sinsabores que es y fue para mí Modernona. Un regreso para cambiar por completo. Una nueva etapa en la que podré continuar mi labor de servidumbre al Imperialismo Científico mientras la compagino con esa otra personalidad, esta que ven, que cada vez se va haciendo más importante y que ya coexiste idéntica y con pleno derecho con esa otra, la que he llevado puesta desde hace décadas. Yo les puedo decir que estoy muy contento y algo acongojado por todo lo que se avecina, por el movimiento, las sacudidas, por los planes grandiosos y los modestos, por la incertidumbre ante el futuro, aunque sea una incertidumbre emocionada.

Solo sé que habrá cambios. No solo de lugar. Será también la oportunidad para hacer mudar de piel a este sitio. Rediseñar, mejorar, cambiar. Para seguir igual porque espero que ustedes sigan visitándome allí.

Habrá cambios. Pero no todavía. Continuemos como si no hubiera pasado nada.

6 comentarios leave one →
  1. Mycroft permalink
    Jueves, noviembre 25, 2010 3:25 pm

    Yo mismo me estoy planteando irme fuera, y tengo amigos que lo han hecho, es duro, así que bienvenido…
    Yo creo que lo que más echaría de menos es el clima. La comida no tanto, dos años de ortodoncia tardía me han dejado más bien frugal y poco exigente al respecto.

  2. Jueves, noviembre 25, 2010 5:34 pm

    Benvingut !

    Estamos en una epoca de cambios, yo mañana también tengo algún que otro anuncio que hacer aunque menos radical que el suyo.

    Hasta pronto !

  3. Jueves, noviembre 25, 2010 6:55 pm

    Esto que me estás contando es realmente macanudo!🙂
    Nos vemos pronto DrZito

  4. Viernes, noviembre 26, 2010 12:16 am

    Qué bien tenerlo a tiro de AVE😉

  5. Viernes, noviembre 26, 2010 12:30 am

    Enhorabuena por adelantado! Llego yo a los Fríos y se va usted, en-buena-hora.

  6. Domingo, noviembre 28, 2010 6:36 pm

    Querido Dr.: enhorabuena, si es para bien, que así parece. Le vemos por Modernona, entonces. Un saludo! Andrés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: