Skip to content

¿Qué haréis sin nosotros?

Jueves, febrero 24, 2011
The social dictator, por Mycroft.

Interrumpimos la programación.

Le ha llegado el turno a Gaddafi.

Tras Tunez y Egipto la marea revolucionaria le llega ya al cuello al sátrapa libio, al que por sus flamboyantes gustos por los dorados y las hombreras llamaré a partir de ahora Lady Gagafi.

Como otros dictadores antes que él, como Somoza o Batista, Lady Gagafi ha bombardeado a su propio pueblo. Ha reventado manifestaciones a golpe de mortero. Ha traído en aviones a mercenarios del África subsahariana y del Este de Europa que ahora patrullan en jeep por las calles de Trípoli, armados hasta los dientes. Que violan y disparan sin preguntar a cualquiera que se asome por una puerta o una ventana, mientras por megafonía una voz ronca no para de ordenar a la gente que vuelva al trabajo y lleve a sus hijos a la escuela. Las cifras de muertos varían. Pueden ser 1.000. Quizá el doble. Los hospitales ya no dan abasto.

Escribo esto con urgencia. Lady Gagafi se ha dirigido a su pueblo hace diez minutos. No por televisión. Por radio. Rabioso. Desde la ultratumba. Ha repetido el típico discurso de los dictadores. Ha asegurado que las alternativas de los libios son él o la nada. Ha jugado la carta de Al-Qaeda y de Bin Laden. Ha recurrido a agitar el espectro que ha poseido la pasada década. El espectro de la inseguridad y del miedo. Ha culpado de las revueltas a drogas alucinógenas. Ha preguntado a su pueblo desde un agujero cómo sobrevivirán sin él ahora que el petroleo ya no bombea. Ese petroleo que le ha comprado en Occidente tolerancia y amistades.

Son las cosas de Lady Gagafi, díria Silvio. O Jose Luis. O David, que anda estos días por aquellas tierras estimulando la economía británica vendiendo armas.

Pero eso no es todo. Lady Gagafi ha añadido algo más a su rabieta, a su llamar a las cosas por su nombre, con rencor, como las siente. Ha añadido algo que tambíen nos habla a nosotros, que no estamos siendo bombardeados ni vivimos bajo una dictadura visible:

Ahora que el petroleo ha parado […] ¿Cómo va a comprar cosas la gente, cómo va a casarse o comprar productos que antes eran baratos?

Todo se resume en eso: Cómo vais a dejar de vivir como os hemos dicho.

3 comentarios leave one →
  1. Mycroft permalink
    Jueves, febrero 24, 2011 5:36 pm

    Y además, mata con armas inglesas, fabricadas en esa UE cínica, timorata, que quiso ser Camelot, y acabó siendo Bizancio haciendo equilibrios por no caerse por su propio peso.

  2. Mycroft permalink
    Jueves, febrero 24, 2011 5:37 pm

    Gracias por la menicón, por cierto.

  3. Viernes, marzo 4, 2011 7:56 pm

    Pobre Gadafi, hay que ver, todo el mundo se mete con él, con el estilo que tiene vistiendo y sus historietas de tienda de campaña…

    Me perdona el sarcasmo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: