Skip to content

Lo que es no enterarse

Martes, diciembre 27, 2011

Hace un par se semanas se estrenaba por fin en nuestras pantallas Attack the block (Joe Cornish, 2011) tras su paso triunfal por el Festival de Sitges. La película  cuenta entre sus muchas virtudes la de haber sido heraldo de los disturbios que asolaron varios barrios de Londres durante el verano de este 2011 que termina. En varios momentos, el film juega con el símil policía-monstruo y con ello relativiza el origen de coordenadas de la normalidad, como tanto les gustaba a hacer a Richard Matheson o Rod Serling.

Aquellas revueltas londinenses fueron un ejemplo, uno de los casos más virulentos y promocionados, de las que han cundido en este año lleno de turbulencias y protestas, de manifestaciones y carreras en los países “civilizados”, a las que se añadieron derrocamientos, matanzas y guerras civiles al otro lado del muro del desarrollo, en lo que se llamó Primavera Árabe. Tal fue la prevalencia de las protestas que la revista TIME, publicación tan correcta y de orden como atenta a la actualidad candente, decidió nombrar como “Persona del año” al “Manifestante”, personaje etéreo y genérico como pueda serlo el soldado desconocido o el cliente del mes, y que durante el 2011 ha poblado los noticieros de todo sesgo, rivalizando con CR7, Joaquín Sabina, Concha Velasco o cualquier otro vehículo cultural de transmisión y refuerzo del consenso.

Vestido con un atuendo indefinido y englobador, es decir, multicultural, este manifestante de rasgos morunos y mirada fiera que parece salido de una capilla multi-fe -que son a la religión lo que el Pascual Funciona a los zumos- muestra la posición que los medios convencionales y tradicionales han mantenido frente a todos estos movimientos: Si sucedían fuera de casa, es decir, allá bien lejos, donde gobernaban con puño tiránico dictadores a los que de la noche a la mañana se les había desnudado de sus trajes de convenientes y flamboyantes aliados, los medios las defendían como “luchas por la democracia”.  Pero si sucedían en la plaza de abajo de casa se trocaban en tumultos de gente sucia, equivocada y sobre todo, dañina para el pequeño comercio y la convivencia pacífica de los Demócratas De Toda La Vida™.  Los medios se aunaban así a ese coro griego formado por partidos políticos, sindicatos, escritores, tertulianos y asociaciones de telespectadores que declaraban que todo muy bien y que muy sano, pero que cada uno a su casa, porque para hacerse oír ya existen unos medios y unos métodos y blabla blablablá.

La industria cultural patria, siempre al cabo de la calle y en contacto con la realidad, miraba con igual estupefacción los eventos que se sucedieron por todas las plazas del país desde mediados de Mayo, pese a que muchos de sus representantes habían participado en ensayos previos como fueron el “No a la guerra” de Iraq o el “Nunca mais” contra el desastre del Prestige.  A la espera de ese descalabro inminente que parece será La chispa de la vida de Álex de la Iglesia, a día de hoy las mejores aproximaciones que podemos encontrar en la cultura popular española a lo que está sucediendo aquí y ahora residen en la aún-por-reivindicar Concursante (2007), cuento casi profético que Rodrigo Cortés dirigió cuando todavía abstenerse de hacer dinero invirtiendo en Bolsa o comprando pisitos te convertía socialmente en un tonto. Desde entonces, solo dos películas tan antitéticas-pero-no como son Torrente 4 (Santiago Segura, 2011) y No habrá paz para los malvados (Enrique Urbizu, 2011) han sabido y podido retratar la España noqueada por la crisis, aún sumida en la resaca de los buenos tiempos, visitando comedores sociales, colas del paro, descampados, centros comerciales y putiferios. Así estamos.

Algo une por tanto a las revueltas de Londres y al 15M: La incapacidad de los poderes establecidos para entender ambos sucesos. David Cameron respondió con los lugares de siempre: Parásitos que no saben convivir. Falta de educación transmitida por los padres. Ausencia de responsabilidad y esfuerzo. Negligencia estatal en la administración del castigo. Una incomprensión igualmente abisal ha acompañado al 15M. Pero ahí terminan las similitudes. Como decía Zizek, las revueltas de Londres, el saqueo de todo tipo de comercios (excepto librerías) no fue un estallido contra el sistema sino su más cruda manifestación. Los adolescentes que robaban DVDs o IPads tomaban por la fuerza lo que se nos ha indicado que debemos conseguir con ambición y competencia. Esos chavs eran una versión de nosotros mismos desprovista del barniz de las convenciones y las apariencias.

Cuando hace unas décadas todos aspiramos y demandamos ser como los ricos, se nos redistribuyó dinero de plástico para tenernos contentos. A los chavales de Londres no les llegó ni eso. Muchos de los que han llenado las plazas y calles de España desde el 15M parecían poco más que una versión burguesa de los encapuchados londinenses, reclamando reliquias de un pasado próximo: Trabajo fijo, piso en propiedad. Menos mal que el discurso cambió pronto, hasta hacerse incomprensible, indescifrable, impredecible. Lo que se pide no es el derecho de más de lo mismo para todos sino algo distinto, muy distinto. Y en esas estamos.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. Martes, diciembre 27, 2011 10:45 am

    El dibujo de la portada de Time está diseñado para que pueda parecer un chico o una chica, un hispano o un moro o un ario (no tanto, pero podría colar). Es un dibu multi-media-raza!

  2. Martes, diciembre 27, 2011 11:06 am

    Da gusto de leerte.

  3. Viernes, diciembre 30, 2011 10:40 pm

    Magnífico texto crack!!!

  4. Sábado, diciembre 31, 2011 2:56 pm

    Que me van a sacar los colores!

  5. Andrés permalink
    Domingo, enero 1, 2012 9:00 pm

    Pues estupendo texto, Dr. Y bonita foto del Sr. Coronado frente a los 4 cohetes del cabo cañaveral madrileño; hace tiempo que hay que ser tonto (o malintencionado) para no ver que la realidad era así: unos escombros tirados en medio de un descampado, y, a lo lejos, el espejismo de lo que nos trajo la ruina. Un abrazo fuerte, AM.

  6. emeá. permalink
    Miércoles, enero 4, 2012 8:52 am

    Meridiano, doctor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: