Skip to content

Ultimando

Miércoles, febrero 29, 2012
A de Francia.

Estos días he venido retomando la lectura de The Ultimates de Mark Millar y Brian Hitch, que hace ya mucho tiempo deje colgada al final de la primera parte de su primera parte. Confieso que todo lo que le he leído de Mark Millar me produce sensaciones fuertes encontradas (menos en Kick-Ass, que hizo que me incara de hinojos). Esa ambivalencia la veo como algo bueno, no crean, porque lo que es seguro es que el escoces me pone de vuelta abajo con sus cómics aunque se empeñe en parecer poco mas que un agent provocateur o un enfant terrible (¿por qué provienen todas estas expresiones del francés?) porque sus obras a menudo, y tras comienzos y nudos  contundentes y frontales, se diluyen hacia el final para gusto de corporaciones y público. Quizá sea el efecto Marvel, porque me siguen gustando más Némesis o su etapa en The Authority.

Todo lo anterior probablemente sea irrelevante. El caso, como decía, es que me he merendado la segunda parte de la primera parte y el segundo volumen de The Ultimates con gran gozo. Esta última parte de la segunda parte (ejem) tiene varios momentos bigger tan life, paneles gigantescos que van ensanchandose en cada pagina hasta culminar en ese auténtico locuron de desplegable de 8 páginas que cual friso griego detalla la batalla suprema entre Los Vengadores y superhéroes afines por un lado, y los superhumanos enviados por las potencias alternativas del mundo para bajarles los humos a Capitán América y compañía por el otro.

Poco puedo decirles que no hayan dicho por ahi, imagino, asi que prefiero glosarles unos detalles, unos puntos que han llamado mi atención, que comienzan, cómo no, con la viñeta sobre estas líneas, impensable en la entretenida pero algo blanda adaptación cinematográfica del Capi que este pasado verano firmara Joe Johnston. Más allá de declaraciones tan vehementes como esta (más cercanas al espíritu del personaje que a las ideas de Miller, me doy cuenta) les quería llamar la atención sobre cuatro viñetas más:

En esta primera vemos el puerto de Marrakech. Lo único malo es que Marrakech (al menos el de nuestro universo) esta a doscientos kilómetros de la playa más cercana.

En The Ultimates, Millar y Hitch recrean con frecuencia a las imágenes cinematográficas (y a actores, directamente). Esta escena bien podría estar salida de Matrix.

Y esta otra del clímax de Independence Day en el Área 51.

Pero mi favorita quizá sea una ultima. Hacia la mitad del segundo arco, Los Vengadores han de enfrentarse a una infiltración extraterrestre por parte de los Chitauri, seres metamorfos capaces de adoptar forma humana. S.H.I.E.L.D comprueba que una de las bases de los Chitauri esta en pleno Wall Street, donde cientos de empleados (o zánganos) de aquella especie trabajan entre papeles y ordenadores contribuyendo con sus quehaceres a la conquista de la Tierra, introduciéndose en las más respetables esferas financieras del planeta. Los Vengadores les paran los pies. La imagen de Wall Street explotando no podría ser hoy en día más subversiva.

Destroy Wall Street.



One Comment leave one →
  1. Lunes, marzo 5, 2012 9:37 pm

    Me ha venido matrix a la cabeza con cierta viñeta..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: