Skip to content

El doctor

Miércoles, mayo 9, 2012

Ahora que parece que Doctor Who ha sido oficialmente aceptada en el panteón de las series a considerar y tener en cuenta (veáse si inclusión en el espacial que la revista Quimera dedicó a la ficción televisiva) recupero este texto que iba a aparecer en un proyecto que finalmente no vio la luz pero que quería eso, mostrar las virtudes de un producto que finalmente está teniendo el éxito que se merece cuando esta a solo un año vista de cumplir su quincuagésimo aniversario. Ahí es nada.

Imagina. Imagina que alguien te toma de la mano y te ofrece la posibilidad de viajar por el espacio y por el tiempo, de visitar planetas lejanos, de visitar cualquier lugar del universo, de poder contemplar el fin de la Tierra y el éxodo de los últimos humanos por el cosmos. Imagina que ese alguien te ofrece visitar Pompeya la noche antes de ser destruida, Londres en los días del blitz, el Nueva York de la Gran Depresión, la Venecia del Renacimiento. Imagina que te ofrece investigar un caso de fantasmas junto a Charles Dickens, salvar a Madame de Pompadour de unos autómatas asesinos, ayudar a William Shakespeare a luchar contras las brujas que amenazan su teatro o a Van Gogh contra un monstruo invisible que asola La Provenza. Todo eso es precisamente lo que Doctor Who lleva ofreciendo a los espectadores británicos desde los primeros 60, con renovados bríos desde 2005, año en el que comenzaron sus nuevas aventuras. Desde entonces el Doctor ha salvado a la Tierra de varias invasiones alienígenas, ha explorado universos alternativos y resuelto paradojas temporales, ha derrocado gobiernos con solo seis palabras y luchado contra el mismísimo Satán en los confines de la galaxia. Siete temporadas llenas de ciencia ficción de la buena, de la que apela al sentido de la maravilla y se nutre del presente –los realities, la invasión de Irak, el culto al cuerpo-, volando siempre por encima del costumbrismo pedestre y el sentimentalismo fácil y sin ningún miedo a sumergirse de lleno en los gozos y tesoros de la cultura popular.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: