Skip to content

El almanaque

Martes, marzo 4, 2014

El otro día les hablaba (sin mencionarla) de la antología de relatos de Alfred Bester titulada Starburst y de la magdalena proustiana que encontré allí. Las sorpresas no se acabaron con aquel otro. Lean este fragmento de “Of Time and Third Avenue” de 1951. Creo que les resultará familiar.

Este mediodía entró usted en JD Craig & Co, una tienda de libros. Adquirió, intercambiándolos por dinero, cuatro libros. Tres de ellos no importan. Pero el cuarto… Entonces golpeteó su dedo contra el paquete envuelto. Esa es la razón de nuestro encuentro.

¿De qué coño está usted hablando?, exclamó Knight.

Un volumen encuadernado que contiene una colección de hechos y estadísticas.

¿El almanaque?

El almanaque.

¿Qué pasa con él?

Usted quería comprar el Almanaque de 1950.

Eso hice. Comprar el Almanaque de 1950.

¡No!, grito Boyne. Usted compró el Almanaque de 1990.

¿Qué?

El Almanaque Mundial de 1990, dijo claramente Boyne, está en el paquete. No pregunte cómo. Fue un descuido de alquien que ya ha sido debidamente castigado. Ahora el error debe ser ajustado. Por eso estoy aquí. ¿Entiende?

BTTF-2

bttf2_almanac_biffs_garage

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: