Skip to content

Locura steampunk

Lunes, marzo 2, 2015

Este blog hace unos días cumplió diez años. Se dice pronto. Increíble. Una década.

Aunque adormilado, lo tengo siempre muy presente, porque este antiguo gabinete me ha servido para mucho, sobre todo para articular mi pensamiento, casi mi persona (al menos en su acepción en latín), para conocer a gentes y temáticas asombrosas, para atreverme a ello. No lo digo con presunción alguna. Sólo con alegría y sintiéndome afortunado.

Uno de los resultados de estos diez años de actividad, otro atrevimiento del que ya he dejado dicho por aquí en otras ocasiones, ha sido el de escribir ficción. Hoy vengo a hablarles de la última antología en la que he aparecido, The best of Spanish steampunk y un poquito de la pieza que en ella aparece, Mad (Loca).

The best of Spanish steampunk es un proyecto de la Editorial Nevsky, una de estas nuevas iniciativas que quieres que salga bien por el cuidado y decoro que ponen en todo lo que hacen. Afortunadamente a la buena gente de Nevsky su apuesta les está saliendo muy bien. Es probable que hayan oído hablar de ellos a propósito de su preciosa y exitosa edición de El maestro y Margarita, el clásico de Bulgakov, que requería de una nueva traducción (la antigua, hablo por experiencia, era ortopédica y extraña). James y Marian Womack han recopilado y traducido un ´buen número de relatos del género -algunos ya reconocidos, otros inéditos- cuyos autores escriben en castellano. Entre ellos se encuentran algunos muy conocidos como Javier Calvo, Javier CañadasFélix J Palma, y otros muy interesantes como Cristina Jurado, Santiago Exímeno, Francisco J Pérez o Guillermo Zapata.

No soy especialmente un fan del género steampunk, lo confieso. Quizá porque lo más visible de él sea su estética. Su cosplay de gafas de piloto, corsés y alambicados gadgets me produce la misma indiferencia que cualquier otro cosplay. Pero si que me atrae como sub-subgenero de la ucronía o de la historia alternativa. La máquina diferencial (1990), la novela escrita a cuatro manos por William Gibson y  Bruce Sterling que dio carta de naturaleza al steampunk, se desarrolla en una Inglaterra alternativa en la que Charles Babbage consiguió desarrollar con éxito su prototipo para una primera computadora. Lo que me interesa del steampunk es su capacidad para explorar el presente hablando sobre lo que podía haber sido. O sobre lo que habría sido igual de todos modos. De hecho, para mí el interés de The best of Spanish steampunk se centra en el buen número de relatos utilizan las convenciones del steampunk para revisar momentos claves de la historia española y latinoamericana.

El mío, por ejemplo, se ambienta en los días previos a la Guerra de Cuba. O a una Guerra de Cuba que no tiene por qué ser la sucedida. Como todas las historias alternativas,  se ha producido una divergencia, un point of departure, como se dice en inglés, en el que nuestra línea temporal fue alterada. Mi divergencia se basa en la suposición de que España luchó en guerra contra Alemania en 1885 por el control de las islas del Pacífico. En nuestra realidad aquello no se quedo más que en una crisis diplomática (la llamada “crisis de la Carolinas”) que se resolvió por la intercesión del Vaticano y porque Bismarck no quería enemistarse con España en vistas de una posible guerra con Francia. Pero es probable que de haberse producido, nuestra más que probable derrota habría iniciado un revisionismo y reformismo similares al del 98. Más de una década antes. Quizá la monarquía habría caído (un año después el General Villacampa protagonizó la última intentona republicana del siglo) y, quién sabe, quizá el gobierno habría escuchado con mayor atención a Torres-Quevedo y a Peral cuando estos presentaron sus respectivos prototipos de aeronave y submarino. Quién sabe.

En Loca, si hay alguna idea, es que ninguno de estos avances habría significado un cambio social. Tener dirigibles y computadoras que funcionan con vapor no habría liberado a la mujer de su opresión social.

Y ya.

(The best of Spanish Steampunk se puede adquirir en la web de Nevsky (Epub), Amazon (Kindle) y Barnes & Noble (Nook) por solo cinco euritos de nada.)

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Lunes, marzo 2, 2015 11:48 pm

    Dr. Tiene el genero tiene alguna herencia de los modales victorianos en su conposicion de personajes o son de libre actitud dependiendo de la linea temporal donde los ubique

    • Martes, marzo 3, 2015 5:01 am

      No soy, ya digo, un gran conocedor, pero me da la sensación de que el fandom del genero busca en él poco más que una excusa estética. Pero contento estoy de que me corrijan..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: