Skip to content

Operación Caballo de Troya

Lunes, octubre 17, 2016

A propósito del proyecto Reediciones Anómalas, entrevistamos a un viejo amigo de esta casa, Pablo Vergel, sociólogo de formación y forteano de corazón, dedicado al estudio de las anomalías y autor del estupendo ensayo La incógnita OVNI (2013), que ya glosamos hace unos años, y la novela pulp-ufológica 10.000 millones de naves (2015). Ahora Pablo, junto con Alex Barragán, se ha embarcado en una esta aventura dedicada a la recuperación de textos seminales en el estudio de lo paranormal. Hemos establecido un contacto ultraundano con él para hacerle la entrevista que encontrarán a continuación.

Dr Zito: ¿En qué constiste el proyecto de “Reediciones Anómalas”?

Pablo Vergel: Es una idea de recuperar aquellas obras de temática de misterio o forteana que por una razón u otra no han tenido una buena difusión en castellano en nuestro país. Es una idea que Alex Barragán y yo estábamos barajando hace un tiempo pero que ha encontrado su fórmula ideal a través de plataformas colaborativas como es Kickstarter. Que este proyecto sea colaborativo y sin ánimo de lucro es el alma de esta aventura. No pretendemos ser una editorial al uso ni tenemos ningún interés de formar parte del canal tradicional. A esto se le llama hacer de la necesidad, virtud. El sector editorial ignora iniciativas como esta y nosotros le correspondemos.

DrZ: El libro que habéis elegido reeditar en primer lugar es Operación Caballo de Troya de John Keel, una figura que no podría estar más alejada de la de, por ejemplo, Iker Jimenez. ¿Podrías hacernos una semblanza suya?

PV: Bueno antes de nada, matizar que Iker Jiménez es un gran lector de Keel y ha reivindicado su figura no pocas veces. Como no puede ser de otra manera porque sobre John Keel se puede afirmar con rotundidad que cualquiera que se haya interesado en estos temas anómalos acaba reparando en él. El autor norteamericano, junto a Jacques Vallée, conforman el nucleo duro de la ufología más renovadora, aquella que supera el paradigma de la Hipótesis Extraterrestre y nos abre maravillosas posibilidades a la hora de abordar lo que se ha convenido en llamar Fenómeno OVNI

DrZ: ¿Qué interés puede tener para los lectores actuales un libro como Operación Caballo de Troya 46 años después de su publicación original?

PV: Bueno, confluyen muchos factores. Esta obra de Keel nunca ha sido publicada en España por lo que ahora se le brinda la oportunidad a los lectores de poder disfrutar plenamente de la obra. Aún así, el libro tiene un gran valor histórico porque es el primero en que John Keel esboza lo que algunos llamamos su teoría unificadora de lo paranormal. Y luego por supuesto no hay que perder de vista que John Keel es un gran escritor y que leerlo, más allá de los conceptos que maneje, es un absoluto placer.

DrZ: ¿En qué consiste esa teoría unificadora de lo paranormal?

En el mundo de lo paranormal uno se puede encontrar con especialistas o áreas de conocimiento, organizadas como compartimentos-estancos, dedicadas a supuestos fenómenos que se tratan de una manera diferenciada: ufología, criptozoología, espiritismo, etc…. Bajo esa perspectiva, podemos toparnos con gente que consagra su vida a perseguir al chupacabras, a rastrear las huellas de naves extraterrestres o visitar edificios abandonados para contactar con fantasmas. John Keel rompe absolutamente con esa perspectiva y afirma que nos topamos frente a fenómenos anómalos que realmente somos nosotros los que les damos un significado diferenciado pero es probable que estemos hablando de distintas interpretaciones dependiendo de los contextos sociohistóricos o culturales. John Keel, por supuesto, no llega a esta conclusión por capricho sino que constantemente cuando investiga supuestos casos OVNI recoge testimonios que incluyen apariciones, criaturas criptozoologicas, sueños premonitorios, actividad paranormal, poltergeists, etc… Mucha de esta fenomenología es discriminada por lo que Keel llama el sesgo ufológico. Aquellos datos que no encajan con la aséptica Hipótesis Extraterrestre, son marginados por los propios investigadores. Cuando los casos se analizan de una manera plena, lo cual no es fácil porque los testigos suelen tener un gran miedo al ridículo, Keel determina que la única constante que permanece es el absoluto absurdo y una insidiosa tendencia a jugar con aquellos incautos que deciden adentrarse en investigar todo aquello que no encaja.

Pablo Vergel

Pablo Vergel

DrZ: ¿Podria decirse que Patrick Harpur y su Realidad daimónica (1995) es una actualización o continuación de esta hipótesis de Keel?
Sí, la Realidad daimónica de Harpur comparte perspectiva con Keel. Ambos analizan la esencia de los fenómenos y no se molestan en realizar catalogaciones espureas, lo ven todo como una manifestación de una realidad inaprensible pero que a veces parece derramarse en la nuestra. Harpur es un escritor muy interesante del que afortunadamente hay ediciones en castellano de grandísima calidad. Un autor muy recomendable y que a diferencia de Keel ha mantenido cierta distancia con el fenómeno. Lo espectacular de los casos de John Keel es que él es el propio protagonista muchas veces lo cual evidentemente supone un plus a todo lo que aporta. Aunque al mismo tiempo no son pocos los que le han acusado de confundir periodismo, ensayo y ficción. En ese aspecto, podemos decir que Keel puede llegar a resonar en figuras como Hunter S. Thompson.
DrZ: Esa idea de que el “fenómeno” a veces juega con el investigador estaba bastante bien reflejada en la película Mothman, la última profecía (2002), el punto de mayor acercamiento que Keel tuvo con lo mainstream.

La película Mothman, la última profecía es para mí una joya. La adaptación que hacen del complejo texto de Keel y cómo lo plasman en una historia más o menos convencional tiene muchísimo mérito. Y sí, ahí reflejan muy bien esa idea de que el fenómeno, la realidad o esas entidades que sólo se llegan a intuir nos trolean. Keel no pocas veces reivindicaba la figura del “trickster”, esos extraños personajes que pululan en algunas mitologías precolombinas y que a veces da la impresión de que no tienen otro objetivo que sembrar el desconcierto. Keel, por así decirlo, tuvo diversos encontronazos con lo absurdo y lo gestionó lo mejor que pudo. Su consejo a los jóvenes investigadores siempre fue el mismo: mantengan cierta distancia, no le den muchas vueltas a las cosas y usen su sentido del humor porque lo van a necesitar.

DrZ: Que el libro de Keel sea aún vigente parece sugerir que el estudio de las anomalías ha avanzado poco en cuatro décadas. ¿No crees?

PV: Es una pregunta tan capciosa como acertada. Y sí, realmente no se ha avanzado mucho pero porque pese aautores como John Keel la gente sigue haciéndose las preguntas equivocadas. Yo personalmente abogo por un abandono absoluto de la metodología tradicional en la ufología y establecer un nuevo paradigma conceptual e investigativo. Pero la ufología, tiene mucho de ritual y en el fondo creo que todos tienen derecho a recorrer ese sendero casi iniciático que indefectiblemente lleva a ese punto muerto que mencionas en tu pregunta.

DrZ: ¿Qué os llevó a elegir Kickstarter para sacar adelante el proyecto?

PV: En realidad, nuestra idea era reeditar directamente a John Keel y vender el libro a través de promoción en redes sociale, podcasts, etc… pero luego pensamos que quizá el crear una comunidad podría ser el método ideal de que la gente haga y sienta como suya una iniciativa tan especial como esta, sin ningún ánimo de lucro. Y la verdad es que ha funcionado. Hemos alcanzado las metas propuestas y ya superamos la centena de patrocinadores. Y conseguir hoy en día, en la Era de la Gran Distracción, que 100 personas participen de manera decidida es algo que hasta nos emociona.

DrZ: ¿Cuáles son los próximos proyectos de “Reediciones Anómalas”?

PV: Bueno, igual que te comentamos que nos hace mucha ilusión la acogida recibida, ahora mismo nos sentimos portadores de una gran responsabilidad. Cumplir la promesa que les hemos hecho a todos los patrocinadores que han participado. Esa es nuestra absoluta prioridad. Pero no te negamos que ya estamos barajando próximos títulos a reeditar. Reeditar un libro bajo estas condiciones y con unos volúmenes tan limitados no es sencillo pero estamos conformando un muy buen equipo que lo hace todo más fácil. Y sí, no lo vamos a negar, hay algunas obras de Jacques Vallée que nunca han sido traducidas en España y nos gustaría mucho abordarlas.

Aún puede contribuirse al proyecto de Reediciones Anómalas aquí.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: