Skip to content

El futuro de la blogosfera

Miércoles, julio 2, 2008

Es, pongamos, el año 2003. La población entre 15 y 55 años descubre la posibilidad de utilizar Internet para escribir, crear, comunicarse, darse a conocer. Es el boom de los blogs. El blog nace necesariamente de una carencia. Carencia de formas de expresión, de compañía, de amor propio, de sentimientos, de oportunidades de exhibirse. Como resultado de este torrente se flexibilizan las estructuras. Cualquiera puede hacer ya que su opinión sea oída. De entre ellos destacan personas apasionadas y lúcidas que durante años habían atesorado aficiones o cuadernos, entusiastas perennes de la escritura, de la belleza o de la heterodoxia, no profesionales que ante la accesibilidad del medio encuentran en él la posibilidad de desarrollar sus potencias.

Es el año 2008, y con el medio mostrando síntomas de agotamiento, todos aquellos que merecían ser escuchados ya están aquí o han estado. No surgirán más mentes ni plumas maestras que aguardaban su momento. Dejando a un lado a quienes utilizan el blog como apoyo o complemento a su carrera profesional, ese caudal de renovación outsider está ya agotado. La blogosfera repone sus filas al ritmo más pausado de los jóvenes que descubren el invento y se van incorporando.

Mientras, el resto nos iremos muriendo. La vida se nos llevará. Nos desvaneceremos.

Porque es mucha la vitalidad y la dedicación que requiere mantener un buen blog. Por eso, es la víctima propiciatoria de nuestras tribulaciones. Los cambios de trabajo o vivienda. Las catástrofes o los gozos sentimentales. Pero además, debido a su desgaste, los blogs van recibiendo cada vez menor aceptación y mayor desprecio (en parte, como me decía Tones, por la irresponsabilidad de los que abren uno sin ton ni son). La atención per cápita va disminuyendo. Es hermoso creer que escribimos sólo para nosotros mismos. Pero la satisfacción propia es una condición necesaria, no suficiente. Si fuera así, nos bastaría una libreta en un caja de cartón debajo de la cama. La repercusión, la interactividad, el prestigio, resultan esenciales para continuar con energía y excelencia cuando no existen otras recompensas.

En un intento por salvarse, los blogueros se irán uniendo en conglomerados cada vez mayores con el fin de captar más atención, con la esperanza de canalizarla más tarde hacia sus propias moradas. Pero nuestra tasa de supervivencia converge a cero. Prueben a visitar los enlaces de sus blogs favoritos. Verán como muchos de ellos conducen al vacío.

El futuro de la blogosfera es la profesionalización. Es la única vía que orilla todas estas dificultades. En el futuro coexistirán dos tipos de blogs. Una miríada de bitácoras personales, pobladas de textos cortos, escritos con mayor o menor fortuna, sin más pretensiones. Los otros, más elaborados, corresponderán a profesionales que lo utilicen como soporte de sus otras actividades o a amateurs que por su valía o comerciabilidad hayan sido reclutados por algún medio convencional, busquen serlo o se abran camino en uno de ellos. Y entre medias, un páramo de bitácoras abandonadas a la deriva. Un montón de kippel.

Profesionalizarse o fenecer. La democracia dará paso a la jerarquía de los vivos y los muertos.

Todo esto para decirles que ya se cómo será el último post del gabinete.

Anuncios
20 comentarios leave one →
  1. Miércoles, julio 2, 2008 2:16 pm

    Querido Doctor: ¿es éste el último post? Es decir…. ¿estás anunciando una muerte que ya se ha producido? 😉

    Sea la última o no, me parece una brillantísima entrada, que coincide con muchas de las preocupaciones que tengo sobre el medio; cuando encargué mi web profesional a http://sonoratec.biz, y me sugirieron incrustarle en la espina dorsal un blog, mi pregunta fue: “Y este formato -el blog-, ¿tiene recorrido, o es una moda pasajera más?” Me contestaron con que aún estaban en funcionamiento muchos “portales”, un formato que había durado muchos más años de lo que su sentido y utilidad les permitía.

    Así que en esas estamos. Pero, tengo una idea… ¿y si profesionalizas el gabinete, como bien sugieres? Ya me contarás, y gracias por tu comentario de hoy en mi página. Am

  2. Miércoles, julio 2, 2008 3:24 pm

    Mmmmmm…
    Creo que el hecho de que casi siempre acierte en sus diagnósticos, esta vez me preocupa….
    Primero, ¿está usted diciéndonos adiós? (Realmente espero que no, o que sea al menos un “continuará” en alguna otro espacio, virtual o terrenal)
    Segundo, es un poco triste lo que dice para los que nos aventuramos hace poco en la blogoesfera. Prefiero pensar en los finales como transformaciones, y pensaré en esta entrada como lo creo que es (por lo menos entre líneas): una provocación velada a los rookies, la novatada puñetera pero didáctica de un veterano con clase.
    Porque si eso que he leído era un requiem, lo siento, Doctor Zito, pero no me lo creo. Y menos de usted.

    Un saludo.

  3. Miércoles, julio 2, 2008 7:30 pm

    Muy certera reflexión. Sin ir más lejos, el formato tumblr -de increíble consolidación en anglosajolandia- no es más que una derivación de esa falta de tiempo para la dedicación y ¿una tirada de toalla frente a la retroalimentación de los comentarios? Fíjese que ahí la mayor parte del feedback se da en forma de ¡otros posts! en el espacio propio -retumblers o algo así-. Repercusiones en el ego por ver.

    Pero vamos, que yo no soy el más indicado para estas cosas. Entre unas cosas y otras, la falta de tiempo que hace desatender el espacio propio, no deja de revestir de nostalgia el hecho de abrir un navegador.

  4. Miércoles, julio 2, 2008 7:47 pm

    Yo dejé los posts elaborados por (entre otras) razones muy similares a las que indica. Pero usted es imprescindible, Doc, su blog no son meras palabras: es un estado de ánimo. Si no quiere seguir escribiendo a menos que sea profesionalmente, yo le contrato.

  5. Miércoles, julio 2, 2008 10:56 pm

    Es una gran lástima no poder acudir más de dos veces a su gabinete dejando un comentario, aunque sin duda es muy justo. Casi parafraseando a Ginsberg, he visto a las mejores mentes de la generación blogosférica colaborando gratuitamete en medios sobrados de pasta sin cobrar y sin aparecer en el “staff”. Otros llevamos años observando en silencio, caóticos, sin libreta y sin ganas de ser leidos o vistos y, por fortuita falta de estres, nos enganchamos durante una semana a memeces como twitter…
    Me uniría con Henrique para ofrecerle una dote pecuniaria, pero sé que le espera buena fortuna!
    Un millón de gracias de una de los que prefieren no hacerlo y vigilan desde la sombra.

  6. Jueves, julio 3, 2008 2:11 am

    Otro post más, otro de maestro, otro que usma y sigue.

  7. Jueves, julio 3, 2008 2:46 am

    Zito, ni se te ocurra, amigo.

  8. Minizita permalink
    Jueves, julio 3, 2008 9:27 am

    Pequeñas cosas de calidad ¿Verdad Bi Zito?

  9. Jueves, julio 3, 2008 10:48 am

    Doctor, desde luego si hay un blog que no debe desaparecer, es éste (Siento entrar siempre para el piropeo, pero es así). Me sumo al gran Alvy: otra entrada maestra. Un abrazo fuerte, Doctor y como han escrito por ahí: ni se le ocurra.

  10. Jueves, julio 3, 2008 8:23 pm

    Lo cierto es que el final deja alto el suspense. Pero no cierre, hombre de dios. Y más con textos tan sensatos como este. A mí me gustaría que El Blog Ausente persistiera tras mi muerte, como un legado, como El Fantasma que Camina.

  11. Viernes, julio 4, 2008 6:22 am

    ¿Cómo añadir algo más?

    Es imposible. Mi admiración.

  12. Viernes, julio 4, 2008 8:45 am

    Una mirada muy lúcida sobre la blogosfera. Grande.

  13. Viernes, julio 4, 2008 8:51 am

    Yo ya hace tiempo que vi claro que este tutubo es el perfecto último post.

  14. Viernes, julio 4, 2008 10:52 am

    Lamento estar de acuerdo con Zito, supongo que por compatibilidad de caracteres. En la conversación que tuve con él ante una cerveza, las opiniones fueron en general pesimistas, y sobre todo, tristes porque lo hemos intentado y en cierto sentido no ha servido de gran cosa. En fin… seguimos al pie del cañón, pero por Dios, no supliquen, que parece que no han entendido nada del post.

  15. incoherente permalink
    Domingo, julio 6, 2008 10:52 am

    Tones ha dado en el clavo. Y no voy a decir aquí lo que pienso del texto de Zito, él ya lo sabe. Me he guardado los comentarios porque yo, como por ahí apunta el doctor, soy de los que se sintieron defraudados por sí mismos, o por expectativas del todo irreales del medio, o por no tener claros los límites que proponía el juego, o por romper las reglas a cada post para intentar tener más de ese invertebrado y perverso feedback…
    Miren, esta mierda me llevó al psicoanalista. Pero soy caso aparte.
    Como buen desencantado del medio -y porque pienso en otros términos no exclusivamente bloguísticos-, pienso que escribir-publicar no debe estar atado a la recepción. Esto es lo que pervierte el sistema aquí y ahora. Queréis crear? Adelante! Tenéis todas las herramientas, una cantidad infinita de recursos como no ha tenido ninguna generación. Pero no esperéis pronta recompensa. Ni visitas subiendo en el marcador porque puse “culo” entre las cien palabras del texto, ni comentarios que moldeen los pensamientos de la entrada…
    Lo de “unirse”, como salvación, me parece de lo más sensato. Ahí estaríamos ya en creación colectiva, en emprendimiento editorial que se tensa en la medida en que varias mentes lo procrean, en “revista” de agitación artística (o política, o ideológica, o lo que os dé la gana). Hay una anécdota literaria reciente que creo que ilustra a la perfección el “bloguismo” (que rima con ombliguismo): en el último libro de César Aira, una mujer de provincias, una señora de casi sesenta, redacta, maqueta, imprime y distribuye un panfleto editorial acerca de su comunidad, sus vecinos y su ciudad, y luego trata de que todos le compren uno… Y se enemista con sus vecinos porque no tienen el menor interés en comprar ¡el periódico!

  16. Martes, julio 8, 2008 12:01 am

    Debería haber abierto el mío cuando los conocí, 3 años antes.. y hubiera disfrutado más de todo esto. Sin duda hubiera tenido más tiempo y la dedicación tan necesaria Dr. En cualquier caso había abandonado la blogosfera hace un mes y la echaba de menos…Un post magnífico, comme d’habitude.

Trackbacks

  1. El futuro de la blogosfera
  2. Fight the Future: Estupidez y eXistenZia « STARMAN MAGAZINE
  3. The party´s over (I) « Mario Vírico
  4. ¿Qué es más importante en la vida: el dinero o la orina? « Gromland

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: